El abogado de la familia Pérez Volpin dio detalles sobre la historia clínica de Débora

COMPARTIR

El abogado de la familia de Débora Pérez Volpin, Diego Pirota, afirmó que el viernes próximo se conocerán los resultados definitivos de la autopsia y podrán tener “una foto real para conocer la causal de la muerte”. A su vez, contó qué informa la historia clínica de la periodista y legisladora en su último paso por el Sanatorio de la Trinidad.

Pirota detalló cómo será el paso a paso de la investigación pericial de la muerte de Pérez Volpin. Tras la finalización de la autopsia con las conclusiones, tendrá lugar la pericia sobre el resultado, se analizará la historia clínica, los estudios médicos previos y, en base a la pesquisa, determinar si “esa responsabilidad (de los médicos) viola alguna ley de cuidado o no“.

Según detalló el abogado, Débora había consultado a una gastroenteróloga días antes por un dolor abdominal porque tenía un antecedente de hernia hiatal. “Le aconsejó realizar una batería de estudios, pero se adelantaron dos días porque (Débora) tenía dolor y no pudo esperar el día que tenía programado los estudios”, contó en diálogo con radio Mitre.

“Responsabilidad tienen los profesionales, sin ninguna duda porque tienen que ver con el procedimiento que se realizó sobre Débora. Nunca se está analizando una mala intención, pero aún sin mala intención pudieron haberse equivocado y el resultado es tremendo“, manifestó.

El letrado de la familia afirmó que la historia clínica secuestrada “no se refiere a ningún síntoma mayor a un dolor de estómago. “Nadie tenía conocimiento de una patología que hiciera pensar en un deselance como el ocurrido”, dijo Pirota.

Versiones extrañas

El abogado apuntó contra las versiones presuntamente difundidas por el Sanatorio de la Trinidad sobre que Débora padecía una hepatisis al momento de la intervención. “Son declaraciones inoportunas y desagradables que hizo trascender la clínica que no tienen nada que ver con dar una explicación concienzuda sobre el dallecimiento”, señaló.

Pirota sostuvo que, en caso de que Débora hubiese tenido una hepatitis, lo deberían haber plasmado en la historia clínica y tomar las precauciones durante la endoscopía. “No es una excusa para eximirse de responsabilidades, esa patología no existe en la causa penal“, contó.

Fuente Todo Noticias
COMPARTIR