Pichetto volvió a provocar al kirchnerismo: “Está en el borde del sistema”

COMPARTIR

El jefe del bloque de senadores de Argentina Federal, Miguel Pichetto, volvió a provocar hoy al kirchenrismo, en medio del proceso de reconfiguración del PJ, al advertir que Unidad Ciudadana, el armado de Cristina Kirchner, “está en un proceso de construcción de una fuerza más de izquierda, en el borde del sistema”.

“Siempre estoy en la idea de que tiene que haber un proceso de renovación. El peronismo tiene que ubicarse en un centro nacional, con una visión democrática y alejado de todo componente de violencia”, sostuvo Pichetto después de la reunión de ayer con Sergio Massa, con quien tiene una relación de “amistad”, en el Senado.

Para el legislador rionegrino, “hay ciclos y procesos que están cumplidos y hay que mirar hacia delante. El peronismo tiene que tener una propuesta y un liderazgo, una tarea bastante compleja, si es que quiere tener expectativas de cara a 2019”, dijo y añadió: “Y tiene que ser un liderazgo joven, alguien que le ponga distancia al proceso anterior”.

Tras advertir que el kirchnerismo “tiene un componente de centroizquierda, bien nítidamente definido, y una política de bloqueo y ruptura con el Gobierno”, planteó que “el peronismo tiene que reconstruirse desde el marco federal, con gobernadores, la dirigencia joven y los intendentes”.

Sobre la decisión del Gobierno de posponer el tratamiento de la reforma laboral en sesiones extraordinarias, Pichetto sostuvo en diálogo con radio Mitre que “no ha habido una coincidencia de los distintos sectores que integran la CGT y tampoco una posición de debate en el Senado”.

Por eso, reafirmó su posición de que se trámite debe abordarse “en el marco de las ordinarias. No veo en este tema una urgencia y una premura, más allá de que pueda haber algunos temas interesantes como el blanqueo”, apuntó.

Al respecto, analizó que “parecería que el único tema que le interesaba instalar al Gobierno era ese. Para mí, equivocado. Debería haber valorado lo que logró el año pasado. Terminó un año parlamentario positivo, con reformas y acuerdos como el fiscal, el presupuesto y la ley tributaria. Tiene todos los instrumentos para gobernar”.

“Algunos ministros creen que gobernar es hacer una ley, y en Argentina lo que sobran son leyes. No me gusta la idea de estas reformas trascendentes que son la vida o la muerte”, se quejó.

COMPARTIR