Internaron en Estados Unidos a Dieguito Fernando, el hijo de Diego Maradona y Verónica Ojeda

COMPARTIR

Dieguito Fernando Maradona (cuatro años), el hijo menor de Diego Maradona, está internado en un hospital de Miami, Estados Unidos, según pudo saber Teleshow. El niño fue llevado de urgencia por su mamá, Verónica Ojeda, y los médicos que lo atendieron comprobaron que tenía 41 grados de fiebre.

Al parecer, Dieguito y su mamá se encontraban en el aeropuerto esperando el vuelo para volver a Buenos Aires, tras haber concluido unas vacaciones junto a un grupo de amigos y compañeros de colegio. Estando allí, el hermano de Diego JuniorDalmaGianinna y Jana Maradona habría sufrido una descompensación, que hizo imprescindible su atención.

En su vínculo con Dieguito Fernando, El 10 atravesó distintas etapas, de mayor y menor cercanía. Así fue como, tras no verlo durante ocho meses, a principios de febrero de este año lo recibió en su casa de Villa Devoto. Días después Verónica debió hacer una serie de aclaraciones sobre la salud de su hijo, luego de un llamativo comentario del propio Maradona. “Él es un nene normal, con problemas en el habla”, afirmó Ojeda.

Este medio se contactó vía telefónica con Ricardo Daniel Dos Santos, amigo personal de Verónica, quien se encuentra en Miami y brindó más detalles acerca de la situación del niño. “Está en estado de observación para ver cómo reacciona en las próximas 24 horas, porque está con mucha fiebre y con un cuadro agudo de infección duododenal. El diagnóstico es ése, una infección duodenal en conjunto con una otitis y una laringitis aguda”, explicó.

“Todavía no se sabe cómo sigue el tratamiento, están esperando a ver cómo reacciona, por el momento le están administrando medicación por vía oral. Las próximas 24 horas son críticas, porque la fiebre no le baja y ha llegado a tener picos de hasta 41 grados por momentos”, amplió Dos Santos.

Con respecto a si Ojeda se había puesto en contacto con Maradona por esta situación, explicó que ella había tratado de comunicarse con el Diez, pero no sabía si él había contestado sus mensajes.

COMPARTIR