¿Montenegro Intendente?

local

Un sondeo verbal efectuado sobre 200 transeúntes en condiciones de votar, y a otros 200 habitantes de la ciudad capital de Santiago del Estero, mayores de 16 años, contactados vía telefónica mediante números del directorio local tomados al azar, y bajo la premisa ¿A quién votaría para intendente en las próximas elecciones municipales?, y ¿Puede dar sus razones?, arrojó una serie de resultados, como mínimo, llamativos y, en algunos casos, novedosos.

Obviando los números duros, al carecer este sondeo de la rigurosidad de una encuesta profesional, con lo cual sus conclusiones son aproximaciones certeras a lo que podría darse como resultado en un comicio, y no porcentajes casi exactos hasta en sus décimas como lo indicaría un trabajo meticuloso, metódico y de más amplia cobertura como el que realizaría una empresa dedicada a estas tareas, solo daremos a conocer sus resultados finales omitiendo la divulgación de los porcentajes resultantes.

La primera curiosidad que advertimos, con solo 200 sondeados en el haber, es que el actual senador nacional por Santiago del Estero, Gerardo Montenegro, se distancia con claridad de los dos candidatos del Frente Cívico, Ángel Nicolai y Hugo Infante, que por estos días ya trajinan la ciudad en velada campaña electoral, adelantándoseles en la carrera con números que casi duplican a los conseguidos por el ex vice gobernador y el actual intendente.

El segundo dato obtenido, tan sugerente e interesante como el primero, es que en un tercer lugar, siguiendo a Nicolai y desplazando a Infante, los potenciales votantes  optarían por un candidato de izquierda, aunque reconocen desconocer los nombres de los potenciales postulantes, como así también los diversos partidos o movimientos que profesan esta tendencia política, llegando a nombrar vagamente al Partido Obrero o al Movimiento Socialista de los Trabajadores. No mucho más que eso.

Un tercer dato que asoma al promediar la encuesta, es que, una condición que imponen casi la totalidad de los inquiridos como condición para otorgar un hipotético voto a Montenegro, sería una explícita ruptura con el gobierno provincial en cuanto a dependencia política concierne, o una manifiesta independencia de accionar con respecto del zamorismo gobernante.

Un cuarto dato que asoma incipiente, pero digno de atención, tomando la totalidad de los entrevistados es que un porcentaje menor, pero nada desechable, de sondeados, preferiría como candidato a alguien debutante en la política. Y la inclinación en este sector se da hacia profesionales del medio y personalidades reconocidas, no poniendo objeciones aun si éstos hubieran sido funcionarios de administraciones anteriores y ajenas a la actual.

Un quinto aspecto, interesante y a tener en cuenta, es que, entre quienes contestaron las preguntas, solo quienes manifestaron edades de entre los 18 y los 27 años reconocieron ser militantes y asistir a encuentro o reuniones políticas. En tanto que los de edades que superan a las anteriores alegaron sus elecciones o rechazos de acuerdo a convicciones o al conocimiento que tienen de los candidatos a través de medios de comunicación no tradicionales, en abrumadora preferencia hacia sitios, blogs y páginas de Internet.

En tanto que a la hora de argumentar su decisión, las razones de la elección personal son muy diversas y variadas, por lo cual es muy difícil establecer un por qué único o unificado para cada candidato, por lo cual expondremos las justificaciones más frecuentes:

Gerardo Montenegro: por que es justicialista; por que demostró capacidad de administración tanto en su gremio como en Quimsa.

Ángel Nicolai: por que lo se lo ve decente y trabajador; por que no tuvo escándalos ni denuncias.

Hugo Infante: por que asegura la continuidad del zamorismo en la ciudad; por que tiene una gestión aceptable en los barrios.

Candidatos de izquierda: por que son activos; por que no son corruptos, por que sus proyectos son principalmente para los postergados.

Candidatos extra políticos: por que es hora de que haya algo nuevo; por que conformaría un gabinete de gente experta en cada área, y no de amigos o compañeros de partido.

Noticias relacionadas


Top