Revelan que el jefe de inteligencia recibió u$s 600 mil de un operador de Odebrecht

COMPARTIR

El operador financiero y cambiario brasileño Leonardo Meirelles transfirió un total de u$s 594.518 mediante cinco giros a una cuenta del titular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Gustavo Arribas, desde el 2013, un día después de que se reactivara el contrato para el soterramiento del tren Sarmiento para la compañía Odebrecht, según informó este miércoles el matutino La Nación.

Meirelles, condenado por la justicia de Brasil por su rol en la investigación Lava Jato, realizó los giros a una cuenta en Suiza del titular de inteligencia argentino entre el 25 y 27 de septiembre de 2013 desde una cuenta bancaria en Hong Kong que el operador controlaba a través de la empresa RFY Import & Export Limited, que la justicia ya calificó como “empresa de fachada”, destinada al pago de coimas, lavado de activos y evasión.

En tanto, a través de tres colaboradores, Arribas admitió que sólo recibió una transferencia, por u$s 70.495, el 26 de septiembre de 2013, que adjudicó a la venta de un inmueble en San Pablo sobre el que no aportó más datos.

Asimismo, también a través de esos mismos colaboradores, el funcionario argentino negó haber recibido las cuatro transferencias restantes, así como cualquier vínculo con el pago y cobro de coimas a partir del Lava Jato, la investigación sobre el sistema de corrupción que golpea al poder político y empresarial de Brasil y que se extiende a 11 países, entre ellos Argentina.

Arribas, escribano de profesión, vivió en Brasil, donde se dedicaba a la compra venta de jugadores de fútbol. Desde entonces, tenía una relación de confianza con el presidente Mauricio Macri que para entonces era jefe de Gobierno porteño.

Según el matutino, en los registros a los que accedió no figuran los motivos de los pagos de Meirelles aunque sí que se transfirieron a la cuenta en la sucursal Zurich del Credit Suisse que Arribas informó en su declaración jurada que presentó ante la Oficina Anticorrupción (OA).

El propio Meirelles confirmó que pagó “propinas” en Argentina durante la entrevista que le concedió a IDL Reporteros, en el aeropuerto de San Pablo, el 11 de julio de 2015. Allí detalló que participó en “un total de 3000 o 3500 operaciones en cuatro años, que se hicieron entre 2009 y 2014. Estamos hablando de 240 millones de dólares que yo pagué en mis empresas en Hong Kong, tanto depósitos como pagos, en Panamá, la Argentina y así”.

El momento en que el cambista Meirelles concretó las transferencias es particular ya que la fecha de las transferencias coincide con el impulso que cobraba el proyecto para el soterramiento del tren Sarmiento a cargo del consorcio de empresas integrado por Odebrecht, la argentina Iecsa -de Ángelo Calcaterra, primo de Mauricio Macri-, la española Comsa y la italiana Ghella.

Cabe recordar que el presidente Mauricio Macri tomó, en noviembre de 2016, el juramento al director general de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Gustavo Arribas, en una ceremonia realizada en el Salón Blanco de la Casa de Gobierno.

Antes de tomar el juramento, Macri destacó la amistad que lo une con Arribas y dijo que para el cargo de jefe de la AFI se requiere un funcionario que tenga la “extrema confianza del presidente”.

“Dado las características de la persona que necesitábamos para la AFI, de extrema confianza del presidente, en la que el presidente creyese en su capacidad, su honestidad y (conocimiento) de muchos años, no hace de poquito, entonces me decidí a convocarlo”, indicó entonces el mandatario.

La llegada de las autoridades del organismo de inteligencia se oficializó en agosto a través de los decretos 947/2016 y 948/2016 publicados en el Boletín Oficial. Ambos pliegos fueron aprobados en el Senado luego de sendas negociaciones legislativas.

Tanto Arribas como Silvia Majdalani (subsecretaria de la AFI) recibieron impugnaciones a sus nombramientos por parte de la oposición, dado que sus candidaturas fueron presentadas fuera de término.

COMPARTIR