Locales Política

Mala praxis y muerte en el Regional: Familiares de víctimas marcharon hasta el Hospital

Nahir Ledesma y Diego Santillán eran dos jóvenes que fallecieron en el Hospital Regional de Santiago del Estero a causa de mala praxis. Es por eso que durante la mañana de hoy familiares y amigos se concentraron en La Plaza del Maestro para marchar hasta el nosocomio en busca de respuestas.

Nahir Ledesma y Diego Santillán eran dos jóvenes que fallecieron en el Hospital Regional de Santiago del Estero a causa de mala praxis. Es por eso que durante la mañana de hoy familiares y amigos se concentraron en La Plaza del Maestro para marchar hasta el nosocomio en busca de respuestas.

Mientras estaban allí los familiares de las víctimas aseguraron que ninguna autoridad del centro de salud se acercó a brindarles una respuesta, tampoco se les permitió el ingreso al mismo.

Nahir era una pequeña adolescente de tan solo 15 años, que ingresó al hospital con un “embarazo molar”, esto significa: la mola hidatiforme, se sitúa en el útero como si se tratase de un embarazo corriente, pero crece deprisa, por lo que el aumento de volumen del abdomen de la mujer no se corresponde con el de una gestación normal. En un embarazo molar, además, no se detectan latidos cardíacos ni movimiento fetal.

“Mi hija murió de un paro cardíaco el 28 de mayo del año pasado, mi hija tenía una mola maligna y estaba enraizada en el útero y que tendrían que haber hecho era una histerectomía y no el legrado”, manifestó Roxana madre de Nahir.

Los médicos que la atendieron intentaron desligarse de toda responsabilidad afirmando que la causa del deceso de Nahir se debía a un “aparente aborto inducido”, a lo que Roxana contestó que “es totalmente imposible, ustedes siendo médicos no se van a dar cuenta?  Y la Vélez me respondió que NO. Mi hija entró caminando y sin pérdidas, es imposible eso”.

Diego ingresó al hospital un 25 de junio del 2014 allí su malestar fue medicado y diagnosticado como “cólicos renales”. Luego de eso le avisaron a la familia que iban a prepara al paciente para una cirugía de exploración porque aún no podía identificar qué era lo que le provocaba tanto dolor a Diego.

Mientras la familia estaba reunida en la sala de espera, salió un enfermero a llamar a quienes acompañaban a Santillán y les informaron que el paciente había tenido un paro cardíaco y ya no pudieron sacarlo.

Su mamá dijo que “en el certificado de defunción figura que murió de un paro cardíaco por septicemia debido a una peritonitis pero la peritonitis es culpa de ellos. Hasta el momento no nos han dado ninguna respuesta, mucho menos el médico que estaba a cargo de Diego”.

Tanto las familias de Nahir como la de Diego aseguraron que ya realizaron una denuncia civil, penal y también a la provincia. Su representante legal es el Dr. Luis Palavecino. Sin embargo hasta el día de hoy “desde el Hospital JAMAS nos dieron una solución”.

FOTOS:

NUESTRO PERFIL DE FACEBOOK

NUESTRA FAN PAGE

TWITTER

CANAL YOUTUBE UH