Nacionales Política

Los gremios amenazan con un paro si Pablo Moyano va preso

Los sindicatos cerraron filas en relación a la situación de Pablo Moyano y advirtieron que irán a un paro si el juez Luis Carzoglio ordena la detención del secretario adjunto de Camioneros y vicepresidente 1° de Independiente, en la causa por asociación ilícita en el club de Avellaneda. Hoy habrá una marcha de Camioneros para exigir la reapertura de la paritaria, que en el fondo será también para meter presión en contra del pedido del fiscal Sebastián Scalera, que solicitó el arresto del hijo de Hugo Moyano.

“Que no me jodan, si atacan a mi familia yo los ataco a ellos”, advirtió el presidente de Independiente y jefe de Camioneros, que vinculó el pedido del fiscal con la exigencia del sindicato de reapertura de negociaciones salariales (cerraron en un 25% en junio y reclaman una suba de 42%). El gremio además se movilizará el jueves al aeropuerto de Ezeiza para recibir al secretario adjunto que volverá desde Singapur, donde participa de la cumbre anual de la Federación Internacional de Trabajadores del Transporte.

El fiscal Scalera pidió la detención del gremialista porque lo acusa como partícipe de una asociación ilícita por vinculaciones con la barra brava de Independiente, club del que es vicepresidente 1°. La medida debe ser resuelta por el juez Carzoglio, que tendrá que decidir si hace lugar a la solicitud de arresto o la rechaza.

Desde la CTA adelantaron que en caso de que vaya preso el secretario adjunto de Camioneros se movilizarán para defender la libertad de los dirigentes sindicales. “Vamos a estar en la calle”, dijo el jefe de la central de los Trabajadores y diputado K Hugo Yasky, que calificó la causa que involucra a los Moyano como “un nuevo hecho de persecución política y revanchismo de clase” y vinculó al Gobierno con la investigación. Así, la medida unificó la postura de las diversas organizaciones sindicales, que incluyen a la CGT y al nuevo frente gremial organizado por los Moyano.

Desde el club de Avellaneda calificaron como “un atropello” el pedido de detención y consideraron que forma parte de “diversas persecuciones a nivel mediático y político”. “El panorama ha empeorado en las últimas horas, con lo sucedido con el vicepresidente 1° Pablo Moyano y el secretario general Héctor Maldonado. Este tipo de incidentes perjudican no solo al mundo del fútbol, a nuestro club y a nuestros dirigentes, sino a la sociedad argentina completa”, indicó la institución a través de un comunicado.

NUESTRO PERFIL DE FACEBOOK

NUESTRA FAN PAGE

TWITTER

CANAL YOUTUBE UH