Nacionales Política

El gas aumentará hasta 35% y el próximo invierno será con “tarifa plana”

La tarifa de gas aumentará entre 30 y 35 por ciento a partir del lunes 1 de octubre, confirmó el secretario de Energía, Javier Iguacel.

El nuevo incremento, que se suma al de abril, entrará en vigencia en conjunto con la restricción en la tarifa social de gas. Desde el lunes, los usuarios que gocen de ese beneficio tendrán un solo bloque de consumo subsidiado al 100 por ciento. Si gastan más gas, deberán abonarlo al precio pleno.

El funcionario confirmó además que, el próximo invierno, los usuarios residenciales tendrán una tarifa plana. Eso permitirá achatar la factura de los meses de mayor consumo, aunque se pagará de más en los meses más cálidos, en los que no utiliza el gas para calefaccionar.

Del 25 al 35 por ciento

El Gobierno había adelantado su decisión de otorgar un aumento de 30 por ciento en la audiencia pública del pasado 4 de septiembre. Antes de esa fecha, el entonces Ministerio de Energía buscaba un incremento del 25 por ciento, aunque la devaluación y una áspera negociación con las productoras de gas (el fluido está dolarizado) elevaron el número de 30 a 35 por ciento.

“Aumentará el gas entre 30 y 35 por ciento.Esperamos que no se sienta tanto porque viene el verano”, dijo Iguacel a radio La Red.

Los nuevos cuadros tarifarios se publicarán entre lunes y martes, según fuentes oficiales. Las facturas con los nuevos valores llegarían a partir de noviembre.

Con esta suba, la factura de gas más de 80% en un año, al sumar el incremento de abril y bajo el supuesto de igual consumo.

Para llegar a ese número, el Gobierno empezó este viernes a convalidar los cuadros tarifarios de las transportistas de gas, TGN y TGS. Ambas recibieron un incremento semestral del 19,7 por ciento.

Según cálculos de la industria, el 60% de la factura sin impuestos que pagan los consumidores lo representa el precio del gas. El otro 40% se reparte entre el transporte y la distribución. Con un aumento del entre 35 y 40 por ciento para las productoras y uno en torno al 20% a las distribuidoras, Iguacel llegaría al incremento del 30 por ciento final.

Las negociaciones con los productores de gas no son fáciles. Cobran un precio dolarizado por su fluido y el dólar duplicó su valor desde abril, fecha del último aumento. Si el precio promedio de ese entonces era de u$s4,8 por millón de BTU, la intención oficial sería llevarlo ahora a u$s3,5 por esa unidad de medida.

En el medio quedan disputas entre integrantes de la industria por quién se hace cargo del valor del dólar de los últimos meses. Las distribuidoras, que pagan el gas a las productoras, tienen ingresos en pesos. Cualquier salto en el precio deberá trasladarse a los usuarios. Por eso la negociación es árida.

Tarifa plana

El Gobierno convalidará para el próximo invierno una tarifa plana de gas, confirmó Iguacel. Eso acotará el aumento en los meses más fríos del año, pero la diferencia se pagará en el verano siguiente.

“Para el invierno que viene estamos armando todo para que la gente pague más o menos lo que pagó este invierno”, dijo el secretario de Energía.

Tarifa social

El funcionario justificó además la eliminación de las bonificaciones de ahorro y la restricción de la tarifa social, que entrarán en vigencia el próximo lunes.

“Si vos ahora ahorras consumo de gas vas a ahorrar mucho más dinero, porque la misma baja del consumo va a generar el ahorro. Esta distorsión del descuento no tenía mucho que ver con el uso que cada uno le diera al gas sino más bien con la temperatura”, dijo Iguacel sobre la bonificación del 10% por ahorro, que dejará de existir.

Y sobre los cambios en la tarifa social, argumentó: “Se reestructura la tarifa social, será más amplio en el Sur que en el Norte”.

El jueves, el Gobierno informó que dejará de subsidiar un segundo bloque de consumo, que varía de acuerdo a cada distribuidora.

Hasta ahora, el Ejecutivo subsidiaba un primer bloque al 100% y un segundo, al 75%. A partir de ahí, el fluido dejaba de estar bonificado para los usuarios de tarifa social. Esto se implementó a comienzos de año (antes, el subsidio era sin restricciones) y generó rechazo entre gobernadores, que renegociaron un subsidio total para pasar el invierno.

Ahora, solo habrá un primer bloque de gas subsidiado. Para un usuario de Metrogas, por ejemplo, el 100% de subsidio operará para un consumo de 16 metros cúbicos mensuales en enero y de 87 metros cúbicos.

Son consumos que, más o menos, se corresponden con un hogar R1, que gasta hasta 500 metros cúbicos anuales de gas en un año.

Como referencia, un casa con una estufa, un calefón y una cocina consume unos 136 metros cúbicos por mes, de acuerdo con una calculadora del Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas). Dicho de otro modo, ese consumo básico del invierno no estaría del todo cubierto por el subsidio.

NUESTRO PERFIL DE FACEBOOK

NUESTRA FAN PAGE

TWITTER

CANAL YOUTUBE UH