Internacionales Política

William Brownfield, subsecretario antidroga de EEUU: “Venezuela se acerca a ser un narcoestado”

William Brownfield se retira este 30 de septiembre luego de casi cuatro décadas al servicio de la diplomacia norteamericana. El actual subsecretario antidrogas del Departamento de Estado brindó una conferencia telefónica, de la que participó Infobae, para hacer un análisis de su gestión y de los desafíos que le quedan a las próximas generaciones.

El diplomático remarcó que, a su llegada al servicio había “solo cuatro gobiernos democráticos: México, Costa Rica, Colombia y Venezuela”. Y hoy, 38 años después, “hay cero gobiernos militares y dos que, desde mi opinión, no son democráticos en la región”.

El ex embajador de Estados Unidos en Colombia, Venezuela y Chile, explicó que en la década de los 70, “se hablaba exclusivamente de la colaboración en el tráfico de la droga”. A día de hoy, el crimen organizado transnacional se amplió de la mano del “tráfico en la minería, el tráfico de personas, de la flora y fauna”.

Si bien reconoció que todavía queda mucho trabajo por realizar contra el crimen organizado, Brownfield consideró que en la actualidad en el hemisferio hay más “prosperidad, democracia, estabilidad y seguridad que hace 40 años”: “Se puede hablar de instituciones de justicia más fuertes, más transparentes y más profesionales”.

Durante la conferencia de casi una hora, respecto a la coyuntura actual los temas más abordados fueron la crítica situación de Venezuela, y cómo el narcotráfico ha penetrado en el régimen de Nicolás Maduro, y el acuerdo de paz entre el gobierno colombiano de Juan Manuel Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

“La Venezuela de hoy es muy diferente a la Venezuela de hace diez años. En casi todos los aspectos de una manera muy negativa”, opinó el diplomático norteamericano de 65 años, quien se desempeñó como embajador en Caracas entre 2004 y 2007.

William Brownfield, subsecretario antidroga de EEUU
William Brownfield, subsecretario antidroga de EEUU.

Brownfield indicó que el régimen chavista está “influenciado y penetrado” por el narcotráfico, incluso en el seno de sus principales instituciones judiciales y de seguridad. En esa línea, advirtió que la dictadura bolivariana “se acerca” cada vez más a ser considerada un narcoestado.

Este panorama supone un gran problema para la seguridad de la región, según el subsecretario antidroga del Departamento de Estado norteamericano. Por eso, sostuvo que son muy importantes las sanciones que ha impuesto el gobierno de Donald Trump a funcionarios chavistas, entre ellos al propio Maduro, y adelantó que “probablemente habrá más sanciones en los próximos meses”.

El diplomático detalló que esas sanciones están basadas en las violaciones a los derechos humanos y en la participación en el narcotráfico de algunos dirigentes oficialistas. En el caso del jefe de Estado, “esas sanciones específicamente fueron relacionadas con sus actividades anti democráticas y políticas; pero eso no quiere decir que no pueda haber evidencia que podría apoyar una decisión de sancionarlo por otras razones”.

Respecto a las denuncias del chavismo de un presunto intervencionismo de la Casa Blanca con la implementación de esas sanciones, Brownfield aclaró que Washington respalda “totalmente” la soberanía de todos los países. No obstante, aclaró que Estados Unidos también exige el cumplimiento del derecho del pueblo venezolano a tener “acceso a los alimentos, salud médica, y a algún tipo de seguridad personal”.

Brownfield calificó de “excelente” la estrategia de Santos para reducir la producción de cocaína en Colombia
Brownfield calificó de “excelente” la estrategia de Santos para reducir la producción de cocaína en Colombia.

Por su parte, durante su alocución en la conferencia de este viernes, Brownfield hizo referencia al acuerdo de paz en Colombia. Con relación al “post-acuerdo”, sostuvo que la estrategia que inició el gobierno de Santos para reducir la producción de drogas es “excelente”.

Asimismo, exigió que los miembros de las FARC deben garantizar el cumplimiento del capítulo sobre las drogas ilícitas, por medio del cual se comprometieron a dejar de formar parte de su tráfico, y calificó la cooperación entre Colombia y Estados Unidos de “positiva, productiva, e histórica”.

Brownfield consideró que ambos países tienen responsabilidades en el marco del tráfico de drogas. “El siglo pasado pasamos años debatiendo quién tenía más responsabilidad: consumidores o vendedores. Ambos lados tienen responsabilidad. Estados Unidos por su demanda, y Colombia por su oferta”.

“La solución es colaboración”, concluyó.

Fuente Infobae

NUESTRO PERFIL DE FACEBOOK

NUESTRA FAN PAGE

TWITTER

CANAL YOUTUBE UH