Política

Vidal dijo que hay sectores que tratan de generar un clima de tensión

La mandataria de Buenos Aires cargó contra el FpV con expresiones antidemocráticas y se refirió a la ex presidenta CFK

La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, advirtió hoy que tratan de «generar un clima de tensión» en la provincia que administra «sectores» a los que su gestión quitó «negocios» ilegales y una fracción minoritaria «del kirchnerismo».

La mandataria provincial atribuyó a ese sector del Frente para la Victoria «expresiones antidemocráticas» y apuntó contra la ex presidenta Cristina Kirchner, al sostener que esa fracción del kirchnerismo «la reivindica» como su «conductora», por lo que alertó que le «habría gustado» que la ex jefa de Estado «hubiera dicho que no estaba de acuerdo», porque eso hubiese «sido esclarecedor».

Además, advirtió que, en algunos casos, «la Justicia no tiene una actuación efectiva», al recordar que hubo «1.800 policías apartados» por su gestión y alertar que, «si al día siguiente, un tribunal «no» actúa, hay «un problema». 

«Pisamos muchos callos: nos metimos con negocios de distintas personas en la provincia que perdieron plata y que saben que la van a perder, porque todavía esto recién empieza. Y eso genera reacciones», dijo Vidal en diálogo con radio Mitre.

La mandataria provincial agregó: «Sectores del Sistema Penitenciario, de la Policía, del juego clandestino y gente que perdió licitaciones o que, ahora, tiene que competir a precios más bajos». «Yo sé que hay resistencia al cambio que, para algunos sectores es un éxito que no nos vaya bien en la seguridad, porque alguien debe estar pensando: ‘A ver cuándo se da cuenta de que tiene que venir a negociar’. Eso no va a pasar. No vamos a negociar», advirtió.

En ese sentido, Vidal dijo que, «en los últimos 30 años, los gobiernos negociaron, fueron cómplices o miraron para otro lado y la seguridad, con todo eso, no está mejor«. «La receta de la negociación ya la probaron y no funcionó; ésa no es la que vamos a seguir nosotros», aseguró.

En esa línea, advirtió que las presuntas «intimidaciones» que recibió, entre las que incluyó a la intromisión de policías en su despacho, «no tienen el resultado que pretenden, que es no hacer lo que estamos haciendo; ya se van a cansar».

La gobernadora bonaerense dijo que también hay «un sector minoritario del kirchnerismo que es antidemocrático, que no convive con la idea de haber perdido la elección; que se expresa de esa manera y trata de generar un clima de tensión. No sólo en relación a la Provincia, al presidente (Mauricio Macri) y a la alternativa que gobierne algo distinto».

«Me habría gustado que, frente a expresiones antidemocráticas de gente que la reivindica como su conductora, (la ex presidenta) hubiera dicho que no estaba de acuerdo; eso hubiera sido esclarecedor», fustigó por último.

NUESTRO PERFIL DE FACEBOOK

NUESTRA FAN PAGE

TWITTER

CANAL YOUTUBE UH