Nacionales Política

Víctor Manzanares salió del programa de testigos, le pusieron una tobillera electrónica y se iría a vivir a Santa Cruz

telam 17/07/2017 Santa Cruz: Víctor Manzanares, un contador que asesoró a Néstor y Cristina Kirchner, fue detenido hoy en su estudio de Río Gallegos, por orden del juez federal Claudio Bonadio en el marco de la causa de Los Sauces, dijo a Télam el subcomisario de la Policia Federal Adrián Lotoki, a cargo del procedimiento. Foto: Walter Díaz/telam/lap

Víctor Manzanares quiere refugiarse en su Río Gallegos natal. El histórico contador de los Kirchner consiguió abandonar el Programa Nacional de Protección a Testigos e Imputados, aunque las autoridades le recomendaron no hacerlo, y preparó todo para volver a Santa Cruz.

La semana pasada, el Tribunal Oral Federal (TOF) 5, que prepara el juicio por «Los Sauces», aceptó el pedido de excarcelación planteado por la defensa de Manzanares y en consecuencia dispuso su inmediata libertad. Ahora, luego de salir del programa de protección a testigos, el tribunal ordenó colocarle una tobillera electrónica al imputado.

Por su parte, el juez federal Ariel Lijo, que subroga a Claudio Bonadio en los «cuadernos de las coimas», también aprobó otorgarle el beneficio de la excarcelación por su condición de «imputado colaborador» y por eso no agregó otras medidas de control como la resuelta por el TOF 5.

Manzanares pasó más de un año y medio en la cárcel de Ezeiza: la Policía Federal lo detuvo el 17 de julio de 2017 en Río Gallegos por orden de Bonadio por la causa «Los Sauces». El 2 de diciembre de ese año, sabiéndose solo en la celda, confesó ante el juez lo que A dos voces había revelado en 2016, es decir, la operación «Liquid Paper».

Luego, con la explosión de los «cuadernos de las coimas», también decidió colaborar con la Justicia. Durante varias indagatorias como imputado colaborador, aseguró que «en algún lugar hay u$s200 millones en efectivo» que habrían pasado por el exsecretario privado de Néstor Kirchner, Daniel Muñoz, al que habría ayudado para evitar que los jueces encontraran sus bienes en los Estados Unidos.

En los últimos días, en un mano a mano con TN Central, Manzanares avisó que si bien era «difícil llegar a un número exacto sobre la cantidad de plata que se llegó a manejar en total«, calculó que debería dar «algo así como u$s10.000 millones». Ahora, a casi dos años de su detención en Río Gallegos, quiere volver a la ciudad que lo vio nacer.

NUESTRO PERFIL DE FACEBOOK

NUESTRA FAN PAGE

TWITTER

CANAL YOUTUBE UH