El senador nacional Esteban Bullrich se transformó en uno de los primeros referentes de Cambiemos en analizar en público la celebración religiosa que se realizó el fin de semana en Luján con la presencia de sindicalistas y dirigentes opositores.

“Todos tenemos que ser conscientes del momento que estamos viviendo, porque la responsabilidad que tenemos es mayor que la del común, porque somos dirigentes, tenemos que dirigir, indicar hacia dónde queremos ir, y me parece que la protección de corruptos no va en ese camino”, aseguró el ex ministro de Educación en diálogo con Luis Novaresio en radio La Red. 

“¿Protección de corruptos?”, le repreguntaron. “Sí, la protección de corruptos. Me refiero a los corruptos que les robaron a los argentinos. La gente no la está pasando bien y parte de no pasarla bien es ver que la Justicia actúe con Justicia y que los que robaron estén presos“, contestó.

De acuerdo a la mirada de Bullrich, en la misa organizada por el arzobispo de Luján se trató de “poner en víctima a gente que no la es”. Además puso de manifiesto que hubo listas de personas que podían asistir y otras que no.

Parte de los dirigentes peronistas que acompañaron a los Moyano a Luján

Parte de los dirigentes peronistas que acompañaron a los Moyano a Luján

La opinión del legislador nacional no es una más. Profeso católico practicante, mantiene una relación fluida con el papa Francisco, quien quedó en medio de la polémica tras los dichos de Pablo Moyano que lo vincularon con la organización del evento.

El senador despegó al Pontífice de la polémica. Dijo que la Iglesia es una organización “muy chata” donde los obispos tienen independencia de acción y de criterio. “No veo que haya existido algo más que eso”, analizó.

Ayer, distintos referentes políticos y ecleseásticos, entre ellos el obispo Agustín Radrizzani, aseguraron que el Vaticano no estuvo detrás de la organización de la celebración católica.