Locales Política

Termas: Una ciudad que carece de control

La municipalidad carece de políticas de tránsito serias y claras, sin embargo son excelentes cobradores de multas a motociclistas, generado serios problemas a muchos trabajadores que se quedan sin su herramienta para trasladarse a sus respectivos trabajos.

Corresponsalía de Termas de Río Hondo

La secretaría de tránsito y trasporte municipal en coordinación con el juzgado de faltas se dedican a criminalizar a motociclistas parándolos con móviles y un fuerte operativo policial. Ya sea por no llevar casco o por no tener los espejos, ellos son despojados de su moto vehículo dando comienzo a un trámite burocrático engorroso con funcionarios ineficientes a tratar, y un intendente que carece de autoridad moral para reclamar mejora de la ciudad que gobierna cada vez que sale a recitar su sermón. Todo esto, acompañado de multas que superan los $8.000.

Sin que se trate de justificar la transgresión generalizada sobre las normas de tránsito, que es un fenómeno cultural propio de la termeñidad. Las empresas de turismo, las organizaciones ilegales de manteros y vendedores ambulantes, los vendedores de carne al aire libre sin controles bromatológicos, y los arbolitos (cercanos a un concejal pj), hacen de la ciudad el mejor ejemplo de lo que no se debe imitar jamás.

Muchos termeños que anhelan vivir en orden y en paz, sin darse cuenta se transformaron en masivos denunciantes crónicos en las redes sociales. Tal es así que cada comienzo de temporada son cientos de quejas que hacen a las diferentes empresas de turismo que, con sus colectivos ingresan al microcentro violando toda norma de tránsito y transporte con la complicidad de los hoteleros que miran hacia otro lado, para que ellos no tengan que gastar en un servicio de transfer desde los aeropuertos o de la terminal de ómnibus local.

colectivo-termas

Este es el caso de una unidad de la firma Flamingo Travel S.A. que, a causa del desnivel de una obra mal hecha por el Intendente Mukdise (inaugurada dos veces con diferentes presupuestos), quedó atascada en una zanja y a su vez atorada a un árbol en el cruce de Rivadavia y Av. San Martín. Vale destacar que el rodado mayor en ese momento llevaba todas sus butacas llenas de turistas.

La municipalidad carece de políticas de tránsito serias y claras, sin embargo son excelentes cobradores de multas a motociclistas, generado serios problemas a muchos trabajadores que se quedan sin su herramienta para trasladarse a sus respectivos trabajos. Pero es tal la connivencia que existe en este pequeño macondo termal que, las políticas de tránsito se aplican en horas picos cuando los trabajadores se trasladan. Sin embargo jamás se hacen controles a la salida de los boliches locales, para no afectar los intereses de los empresarios bailanteros amigos de la política del Intendente Mukdise y de los concejales (Pj y Radicales K) que se rasgan las vestiduras hablando de orden y progreso.

Entre el popurrí del desastre generalizado que es la ciudad termal, donde el gobierno de la provincia invierte en millones dejando de lado cuestiones básicas para la convivencia de la comunidad, la ciudad no cuenta con un código de falta actualizado, no tiene un predio para depositar los vehículos secuestrados y que los mismos no sufran robos en el predio policial donde se encuentran hoy, no tiene el personal de transito capacitado al cien por ciento, los mismos agentes de tránsito carecen de estabilidad laboral ya que muchos tienen contratos precarios, entre los organismos estatales y las instituciones no coordinan actividades, no existe un centro de estadísticas, etc.

Caminar, transitar o intentar trasladarse en Termas, se ha vuelto un sálvese quien pueda.

colectivo-termas2

NUESTRO PERFIL DE FACEBOOK

NUESTRA FAN PAGE

TWITTER

CANAL YOUTUBE UH