Deportes

Talleres no pudo con Palestino y se quedó a mitad de camino

Talleres se fue anoche con una sensación ambivalente. El 2 a 2 contra Palestino lo deja con vida y con todas las posibilidades de, el próximo miércoles, conseguir el pase a la Fase de Grupos de la Copa. Pero está claro que el que enfrentó ayer, sin nombres de chapa ni con la jerarquía de los que tenía São Paulo en los dos partidos de la Fase 2, fue un equipo mejor en lo futbolístico que el paulista, con ideas claras, y se lo hizo sentir en el campo de juego del Kempes.

Por algo “los árabes” eliminaron a Independiente Medellín. Méritos tenía que poseer y la incógnita era si iba a poder demostrarlo ante 50 mil personas, con un calor infernal y, claramente, desde el rol de partenaire. Porque así como contra São Paulo Talleres llegó de punto, anoche lo hacía de banca y con toda la presión de sacar una ventaja tranquilizadora para el partido de vuelta del próximo miércoles, en Santiago.

La “T” arrancó apuntando al arco González. Y en su primer ataque, a los 2 minutos, facturó. Pochettino robó una pelota por la derecha, la condujo, lo vio a entrar a Dayro solo por la izquierda y el colombiano definió cruzado al palo izquierdo del arquero.

Pero Palestino reaccionó rápido y a los 8 minutos, tras una proyección y centro de Cortés, Passerini cabeceó y la pelota se fue “ahí”. Y dos minutos después fue Herrera quien salvó a los pies de Gutiérrez. Díaz no la pasó bien cada vez que Soto, Jiménez o Cortés encararon por su costado.

El partido se fue abriendo y lo bueno de Talleres fue que aún repartiendo el control del balón, cada vez que atacó lo hizo con perfume a gol. Estuvo muy enchufado Pochettino y con la posesión de la pelota marcó diferencias. Y a los 32 minutos, Cubas peleó una pelota que se iba afuera, la ganó, se la dio dentro del área a Ramírez y Mago lo bajó. “Juancito” fue decidido a patear el penal. El gol, en otro momento clave, hizo explotar al Kempes, porque Talleres lograba una ventaja tranquilizadora.

Pero el Matador se confió y, a los 44, la defensa se durmió en la marca y, tras recibir de un saque lateral de Véjar, Gutiérrez la frenteó, Díaz intentó despejarla de cabeza en forma defectuosa y Cortés descontó. Talleres golpeó al principio y casi sobre el final, pero se descuidó cuando el primer tiempo se moría y un buen equipo como Palestino se lo descontó y dejó el final abierto.

Arrancó el segundo tiempo y, como en el primero, la “T” casi marca en la primera que creó, a los 30 segundos, con una llegada clara al vacío de Pochettino, cuyo remate fue salvado con esfuerzo por González. Y a los 7, el ex-Defensa volvió a intentar de afuera y estuvo cerca de marcar.

Pero Palestino, lejos de replegarse, siguió animándose a plantearle el partido a Talleres de “tú a tú”. Jiménez, un “10” clásicos de esos que no parecen quedar, manejó la pelota y los espacios casi a su antojo. Así vino el empate de Soto, a los 22m, que terminó convirtiendo a Talleres en un manojo de ansiedad y apuros que le impidió después lograr el gol del triunfo que buscó y no llegó. Y que también pudo haber sido de Palestino, por aquella que Rosende no pudo definir al final.

Sin jugadores de renombre ni de chapa, Talleres encontró ayer en el conjunto de Chile a un buen equipo de Libertadores, que supo cómo jugarle y en dónde herirlo para preocuparlo.

Deberá ver varias veces las imágenes del partido y corregir errores.

La serie está abierta, pero ahora sí sabe que la tendrá difícil.

Agregar Comentario

Clic aquí para Enviar un Comentario

NUESTRO PERFIL DE FACEBOOK

NUESTRA FAN PAGE

TWITTER

CANAL YOUTUBE UH