Nacionales Política

Señales positivas para el segundo semestre, pero a un ritmo menor de lo previsto

Los datos de la construcción e industria hasta mayo dieron cuenta de una severa recesión en el sector real. Por el contrario, las expectativas de rebote tienden a afirmarse.
Fuente Infobae

A comienzos de semana, la difusión de un sondeo de opinión privado había anticipado la expectativa de tonificación de las ventas, la producción, la inversión y el empleo en la segunda mitad del año, pero nuevos datos de caída de 4,3% de la producción manufacturera en mayo y 12,9% de la construcción, llevaron a algunas consultoras a revisar sus pronósticos para el resto de 2016.

Las expectativas que recogió el Indec entre los productores de manufacturas industriales determinaron para el mes que acaba de finalizar sendos saldos de respuesta positiva, entre los que presupuestan aumento y los que vaticinan nuevas declinaciones, fue de 5,3% de los casos para las ventas al mercado interno; 3,7% de las exportaciones; y 4,6% en la compra de insumos para la producción.

En línea con ese escenario, 0,9% de los empresarios en términos netos espera aumentar la nómina de personal y 4,3% planificó elevar la intensidad del trabajo de sus obreros.

También en el caso de la construcción el resultado neto de las expectativas de las empresas fue positivo en el relevamiento del Indec, porque si bien entre los abocados principalmente a las obras privadas volvió a predominar los que presupuestan la continuidad del receso, 16,7%, respecto de los que prevén reactivación, 12,5%; entre los dedicados mayormente a emprendimientos vinculados con el sector público el resultado fue inverso por amplio margen; 27,1% de incremento y 12,5% de declinación.

Incluso los pedidos de permisos para construir se acrecentaron por segundo mes consecutivo, un 15,1%, a 655.475 metros cuadrados.

Las mediciones de los economistas

Agustín Monteverde le dijo a DyN que vislumbra “un segundo semestre muy pobre” en materia de actividad económica y, aunque ve una inflación “a la baja”, pronosticó que cerrará este año en 35%, 10 puntos por encima de la pauta oficial.

Ramiro Castiñeira, de Econométrica, consideró que el problema es que “no resulta fácil la situación heredada y por eso no reacciona rápido la economía”. Según su visión, el Gobierno “hizo mucho en el primer semestre y se corrigieron errores de los últimos cuatro años”, lo que “nos salvó de una crisis importante” y se logró “volver a ser una economía de mercado” pero, “el costo de esto es una recesión”.

Dante Sica, titular de la consultora abeceb.com, evaluó que recién en el tercer trimestre de este año habrá un “freno en la caída” de la economía, mientras que recién en el cuarto habrá una “tenue mejora”. De ahí que estimó que el PBI tendrá una caída de 0,8% en 2016 y que en 2017 se registrará una recuperación de 3,8%, con una inflación promedio de 1,7 mensual.

NUESTRO PERFIL DE FACEBOOK

NUESTRA FAN PAGE

TWITTER

CANAL YOUTUBE UH