Destacadas Locales Política

Santiago del Estero: Estado mafioso

En la tarde ayer fueron liberados los tres ex jueces de Crimen, acusados de asociación ilícita, cohecho pasivo agravado, tráfico de influencias y prevaricato. La justicia que le estaba siendo aplicada  a la justicia duró poco y los hoy tres malvivientes ya pueden gozar de su libertad. Pero en este punto deberíamos tratar de que el árbol no tape el bosque, ya que todo el sistema  está engangrenado  con una corrupción sistémica sin retorno y cada poder funciona tapando al otro para seguir sosteniendo al régimen zamorista.

No es un secreto que en Santiago del Estero la independencia de poderes no existe, y solo se da porque no ocupan un mismo edificio aunque en la realidad funcionan como un todo. La liberación de los acusados demuestra de manera palmaria que en esta provincia no se puede romper el círculo del silencio, ya que de ser así podría derrumbarse toda la estructura. Un laberinto creado por Gerardo Zamora y Claudia Ledesma del cual ellos mismos no podrían salir si se cerrara una puerta.

VERGÜENZA AJENA

Lo ocurrido ayer viene a mancillar más aun la imagen alicaída del matrimonio real y demuestra lo endeble del aparato del pensamiento zamoriano, es a toda vista una aberración y una afrenta a todo aquel ciudadano de a pie que espera que un gobierno no guarde preferencias para aquellos que han delinquido aun siendo parte de sus filas.

SANTIAGO CON JUSTICIA DEL CRIMEN ACÉFALA

Tres de los cinco juzgados han sido intervenidos (literalmente) y solo en uno de ellos se ha nombrado reemplazo, ya que Cecilia Vittar ocupó el juzgado nº1 de Martinez Llanos, es decir, no debe tener la más mínima idea de expediente alguno dentro de ese lugar. El cuarto juez, el que acusa, Alarcón, estuvo metido en las mismas maniobras que los jueces descubiertos pero pudo enmendar el contubernio y sacar los pies del plato a tiempo.

La única juez que queda fuera de esta cuestión es Rosa Falco, juez en lo criminal de Quinta nominación. Multidenunciada entre otras cosas por prevaricato e incumplimiento de los deberes de funcionaria pública. Es decir que cuando utilizamos el término “en Santiago del Estero no hay justicia” lo hacemos de manera exacta, mientras desde la Nación miran hacia otro lado como quien no quiere la cosa.

Los santiagueños, ciudadanos de segunda aparentemente deben soportar que a 33 años del regreso de la democracia, ese sistema siga sin llegar hasta esta provincia viendo incumplida las promesas de campaña del Presidente Mauricio Macri sobre el fin de los feudos.

NUESTRO PERFIL DE FACEBOOK

NUESTRA FAN PAGE

TWITTER

CANAL YOUTUBE UH