Nacionales Política

Quién es Alejandra Lázzaro, la candidata que ganó el concurso para completar la Cámara Nacional Electoral

“No es manejable y frente a todos los temas sus decisiones tendrán fundamentos académicos y éticos, nunca políticos”, explicó un politólogo que conoce a la abogada Alejandra Lázzaro desde los tiempos de la militancia juvenil. Quizás esa es la razón por la que todavía existen dudas de que la actual secretaria de la Cámara Nacional Electoral sea propuesta por el Ejecutivo -finalmente- en el pliego para cubrir el cargo vacante de juez en la CNE, el máximo organismo electoral.

En efecto, Lázzaro no es una recién llegada a los asuntos electorales. Su tesis doctoral en la UBA fue sobre el financiamiento de los partidos políticos, una temática a la que le dedicó varios de los estudios que abordó a lo largo de su carrera, así como el análisis de la legislación electoral comparados y la implementación de las internas abiertas, en estudios que realizó observando a la Argentina y países con fuerte tradición en elecciones primarias, como el caso de los Estados Unidos.

También se abocó largamente a analizar las reformas electorales, más que nada en tiempos en que en nuestro país dominaba la preocupación por el clientelismo a la hora de convocar elecciones, una práctica que todavía no está del todo desterrada en muchas provincias, donde no está garantizada la alternancia democrática y sigue pesando el aparato del Estado a la hora de definir el voto popular.

A pesar de que todavía no es jueza, pertenece desde años a la Asociación de Mujeres Magistradas Electorales de las Américas, con sede en San José de Costa Rica, donde impulsó la agenda de género en la justicia del continente. El reconocimiento de la entidad se puede constatar en el respaldo que la Asociación le dio a Lázzaro cuando presentó sus antecedentes para el concurso que se realizó en el 2016, y todavía está sin definirse.

En rigor, la terna del concurso se conoció en mayo del año pasado, ella quedó primera en puntaje, el segundo lugar para juez federal de Tucumán Daniel Bejas y el tercero para el actual secretario de Actuación Judicial de la CNE, Hernán Goncalves Figueiredo. Y aunque el año pasado no fue electoral, y podría suponerse que era la oportunidad para el tratamiento del pliego de un cargo que es vital para un año de elecciones presidenciales, todavía no está definida la posición del Gobierno.

Es cuanto menos extraño que el Presidente tenga dudas en nominar a Lázzaro para una Cámara donde los otros dos integrantes son hombres (Alberto Dalla Via y Santiago Corcuera), cuando la abogada salió primera en el concurso y tiene una trayectoria indiscutible que la respalda. Prima facie, es difícil de explicar.

“Todavía estamos en conversaciones”, aseguró a Infobae un vocero oficial, admitiendo que prefieren otro candidato. Es que en los últimos días trascendió que el Gobierno tiene “un paquete de acuerdo” con Alternativa Federal en el Senado y enviaría el pliego a la Comisión que dirime esas designaciones proponiendo al candidato que salió tercero en el concurso.

Una gran cantidad de mujeres y hombres del derecho respaldan la candidatura de Lázzaro, desde Daniel Sabsay, hasta Liliana De Riz, desde Liliana Gurdulich hasta Marcela Durrieu, es decir, no solo dirigentes radicales, que son los que originalmente impulsaron su postulación.

“La Cámara Nacional Electoral, un órgano de histórica tradición masculina, hoy abre sus puertas a una nueva integración que vaya en sintonía y resulte coherente ante la mentada participación de la mujer en ámbitos decisorios de nuestro país“, señalaron a través de un comunicado.

Alejandra Lazzaro

Alejandra Lazzaro

Para que no queden dudas de su postura, la UCR destaca que “el Consejo de la Magistratura, el 10 de mayo de 2018, ha resuelto otorgar a la doctora Alejandra Lázzaro un lugar prioritario entre los postulantes para ocupar esta función, destacando no sólo su experticia técnica, sino su condición humana y personal que resumen su capacidad para llevar adelante con éxito esta misión”.

Por eso, entienden que sería “ejemplificador para el nuevo modelo de construcción social equitativo y democrático, respetar el orden de mérito establecido por el Consejo de la Magistratura, atendiendo a las consideraciones efectuadas sobre la doctora Lázzaro; dando así una esperanzadora señal no sólo para la institucionalidad del país y la confianza de la ciudadanía, sino impulsando y promoviendo una mayor equidad y participación de las mujeres en posiciones de visibilización y decisión”.

Lázzaro es docente en la carrera de Ciencia Política y de Derecho de la UBA. También en la Universidad de Luján. Se perfeccionó en los estudios de derecho constitucional.

NUESTRO PERFIL DE FACEBOOK

NUESTRA FAN PAGE

TWITTER

CANAL YOUTUBE UH