Destacada Inicial Destacadas Locales

Proyecto pilas: la bomba de tiempo activada por la dependencia local de Vialidad Nacional

En el año 2013 se presentó en Vialidad Nacional un ambicioso proyecto, el cual involucraba una gran cantidad de escuelas y jardines de infantes de toda la provincia. La propuesta misma buscaba recolectar una cierta cantidad de pilas y baterías para luego ser enterradas en una calzada de transito liviano como por ejemplo bici-sendas.

En aquel entonces el director de dicho ente Nacional, Raúl Quinteros, dio el visto bueno para que se lleve a cabo dicho proyecto, desconociendo totalmente a lo que estaba accediendo: un plan macabro sin estudios científicos-ambientales previos, la activación de una bomba de tiempo.

La primera advertencia sobre este asunto la dio un reconocido Ingeniero de apellido Lescano, experto en temas ambientales, quien remarcaba el peligro que conllevaba realizar esta actividad y advertía sobre la violación de la ley nº 24.051 (de residuos peligrosos), donde no se estaría cumpliendo por ejemplo la manipulación y monitoreo de los residuos, especificación del tipo de residuos peligrosos a ser tratados o dispuestos, capacitación al personal, manuales de seguridad e higiene, estudios del impacto ambiental, estudios del drenaje para impedir que los residuos contaminen el agua circundante, entre otros muchísimos puntos.

El Ingeniero Raúl Quinteros hizo caso omiso a dicha advertencia y para mala suerte de los alumnos de varias escuelas de Ciudad Capital -que ya se habían trasladado  cerca de San Pedro de Guasayán- el proyecto ya estaba en marcha. Se habrían enterrado en las bici-sendas de la Ruta Nacional 157 una enorme cantidad de pilas.

Al ser rechazado por Quinteros, el Ingeniero Lescano presenta la denuncia correspondiente en la policía Federal, pero la misma fue archivada, hasta que en el año 2014 fue adjuntada bajo el expediente número 53855/13.

El desconocimiento sobre los riesgos del que se presenta al realizar esto es muy evidente, la transportación de las pilas usadas se debe hacer bajo un cuidadoso control con gente capacitada, sin embargo las mismas eran trasladadas en la parte trasera de un automóvil correspondiente a Vialidad Nacional, por otro lado las pilas estaban guardadas en un galpón en contacto con alimentos perjudiciales para cualquier persona que los pudiese consumir.

Los entes y organizaciones a cargo del cuidado del ciudadano, como ser Defensoría del Pueblo, también fueron advertidos por esta situación. Los mismos miraron para otro lado siendo en cierto punto responsables de lo que está ocurriendo.


Agregar Comentario

Clic aquí para Enviar un Comentario

NUESTRO PERFIL DE FACEBOOK

NUESTRA FAN PAGE

TWITTER

CANAL YOUTUBE UH