Política

Procesaron a Aníbal Fernández y a Jorge Capitanich por irregularidades en el Programa de Gestión de Residuos

El juez Claudio Bonadio procesó a Aníbal Fernández, Jorge Capitanich y a tres ex secretarios de Ambiente durante el kirchnerismo, en el marco de la causa por irregularidades en el Programa de Gestión de Residuos Sólidos Urbanos, entre los 2013 y 2015. La Justicia les fijó embargos por 3 millones de pesos.

La causa se inició a partir de una denuncia efectuada por la Dirección General de Asuntos Jurídicos de la Subsecretaría de Coordinación Administrativa del Ministerio de Ambiente y por el programa medioambiental. El proyecto tenía como exclusiva finalidad, lograr una mejora en la gestión sustentable de residuos sólidos urbanos, a través de la financiación de iniciativas municipales de todo el país.

Fuentes judiciales informaron que los fondos eran girados directamente desde las arcas del tesoro nacional al municipio que llevara adelante tales medidas. Para acceder al programa, el Jefe de Gabinete debía aprobar un convenio para transferir el dinero al partido solicitante. Luego, el municipio tenía que rendir cuentas de los avances y culminación del proyecto, al igual que los fondos invertidos.

Entre estos tres años, si bien se presentaron 634 solicitudes, solo 212 terminaron con las respectivas transferencias del dinero correspondiente, por un total de más de 600 millones de pesos.

Sin embargo, el expediente reveló que la Ciudad de Buenos Aries, Catamarca, Jujuy, Formosa, Mendoza, San Juan y Tierra del Fuego, no recibieron asignaciones de fondos. Por otro lado, municipios de las Provincias de Buenos Aires, Chaco, Santa Cruz y La Rioja, obtuvieron el 79% de los fondos asignados por el proyecto, siendo que, tres de estas provincias, generan un mínimo porcentaje de residuos a nivel nacional.

El Tribunal, por medio del Ministerio y la Sindicatura General de la Nación, relevó 121 proyectos y se encontró que solo 22 fueron cumplidos. Además, determinaron que 44 fueron cumplidos parcialmente y 55 directamente no se habían ni empezado. Es decir, que sólo el dieciocho por ciento (18%) cumplió con los objetivos pautados y acordados. Los demás, recibieron los fondos, pero nunca hicieron las obras relacionados con el programa medioambiental.

NUESTRO PERFIL DE FACEBOOK

NUESTRA FAN PAGE

TWITTER

CANAL YOUTUBE UH