Locales Política

Por falsos rumores la policía irrumpió en la casa de Julio Alegre: «Si me pasa algo, hago responsable al Gobierno Provincial»

Pasado el mediodía de hoy, dos fuertes rumores comenzaron a correr dentro del ámbito político-social santiagueño. Uno tenía que ver con un supuesto caso de violencia de genero ocurrido la casa del ex jefe comunal, Julio Alegre, mientras que el otro chisme hacía alusión al presunto intento de suicidio llevado a cabo por parte del ex intendente de la ciudad Capital.

Es a raíz de esto que «Última Hora» se comunicó con Julio Alegre quien informó primeramente que cerca de las 14 horas, un nutrido grupo de oficiales de la policía de la provincia y sus respectivos móviles se apersonaron hasta su casa, interrumpiendo el almuerzo que el ex funcionario mantenía plácidamente junto a su familia.

Totalmente sorprendido y anonadado por la situación, Alegre sin dudar procedió a dejarlos pasar a su domicilio a los oficiales a los efectos de que corroboren la situación, dándose cuenta en ese momento de que los rumores eran totalmente falsos y que en el hogar de la familia Alegre todo transcurría normalmente.

«A los policías los atendí personalmente, les pregunté qué necesitaban y me dijeron que había una denuncia de violencia de género y que había un rumor de intento de suicidio», comentó Alegre y agregó «al principio pensaba que todo era una broma a tal punto que les pedí que se identificaran y luego los invité a pasar».

«Cuándo el comisario jefe de la seccional 3ra de la policía ve la cara de mis hijos y de mi esposa se da cuenta que todo había sido una falsa alarma. Invité a que hablaran con cada uno de los integrantes de la familia y me dijeron que no hacía falta y que se disculparan por la interrupción en el domicilio».

Sin embargo el mal momento no terminó ahí, cuándo Alegre se dispuso a acompañar a los oficiales hasta la puerta de su domicilio, él mismo pudo divisar a un hombre que se encontraba en diagonal a su casa, escondido detrás de un árbol, filmando todo lo acontecido. «Inmediatamente le pedí al comisario que lo identifiquen porque era obvio que estaba filmando y sacando fotos. La policía se dirigió hacía este hombre y le sacaron el aparato con el que filmaba, después vi que se dieron la mano y se retiró», aclaró Alegre.

«Testigos cercanos dijeron que la conversación entre este hombre y el policía fue que le solicitaron la identificación a lo cual la persona les contestó que pertenecía a un servicio de inteligencia», aseguró Alegre.

Hasta el momento ni la policía, ni la justicia provincial sabe a ciencia cierta cómo se originaron las denuncias, al respecto Alegre manifestó: «Me dieron una explicación muy burda diciendo que llaman de algún celular, que le ingresan determinadas teclas para mantener el anonimato».

«Es evidente que todo esto fue una operación, de las muy burdas que nosotros venimos sufriendo en los últimos años. Nos recordó a bastantes operaciones policiales que hemos sufrido con suma violencia. Me preocupó esta versión de intento de suicidio porque gracias a Dios y a la virgen no lo voy a hacer y no tengo vocación suicida, no me pasó nunca por la cabeza ni en los peores momentos. Y si a mí o a mi familia le sucede algo, la gente tiene muy en claro quién es el responsable de todo esto. Por lo tanto responsabilizo al gobierno de la provincia, al señor secretario de seguridad de la provincia y a sus organismos pertinentes», concluyó.

NUESTRO PERFIL DE FACEBOOK

NUESTRA FAN PAGE

TWITTER

CANAL YOUTUBE UH