Nacionales Política

Por errores de planificación, la obra de infraestructura más grande del kirchnerismo estará años sin usarse

Sin embargo, el GNEA, contempla un error desde su planificación que la volverá inútil por los próximos años. Bolivia no posee gas para trasladar al territorio nacional.

Pese a que fue anunciada en noviembre de 2003, por el entonces presidente Néstor Kirchner, la obra de infraestructura más grande del kirchnerismo continúa sin terminarse.

El Gasoducto del Nordeste Argentino (GNEA), pensada para enviar gas de Bolivia a la Argentina, se anunció en más de 10 ocasiones y tras ser reprogramada varias veces será terminada a fines de este año por la gestión de Mauricio Macri.

Sin embargo, el GNEA, contempla un error desde su planificación que la volverá inútil por los próximos años. Bolivia no posee gas para trasladar al territorio nacional.

“La obra va a estar terminada, pero ahora no la podemos usar para lo que fue concebida. Para darle algún sentido económico la vamos a utilizar para almacenar gas en el verano” le explicó a La Nación Hugo Balboa, el presidente de Enarsa, la empresa estatal a cargo de la finalización del GNEA.

Sumando además el dinero que se destinará este año, se trata de un proyecto que le demandó al Estado un costo superior a los US$ 1800 millones.

NUESTRO PERFIL DE FACEBOOK

NUESTRA FAN PAGE

TWITTER

CANAL YOUTUBE UH