Sin categoría

Política zamorista: Natatorio olímpico vs pobreza endémica

La semana pasada la provincia recibió un grupo de dirigentes del deporte y atletas nacionales que vinieron exclusivamente a lanzar un sinfín de elogios al nuevo natatorio olímpico provincial. Estuvieron acompañados por el ex gobernador Gerardo Zamora y funcionarios locales. El nuevo natatorio local cuenta con instalaciones de primer nivel, las piletas son aptas para competencias de nivel nacional e internacional. El último acontecimiento sucedido en este establecimiento tuvo como estrella invitada al nadador argentino José Meolans, quien se dio un chapuzón en la piscina con dimensiones olímpicas.

Uno de los medios locales retrató la visita y plasmó las palabras de uno de ellos en una nota en donde  Sergio Antonini,  secretario de la «CADA» (Confederación Argentina de Deportes Acuáticos), le expresó al senador Zamora «esto que tienen aquí es una joya, excelente estructura y ubicación, hermosa por cierto. Está preparada para recibir más competencias, tal como se lo prometimos a la gobernadora Claudia de Zamora en ocasión de la inauguración».

Santiago del Estero aún intenta reponerse  de varios informes que dejaron al desnudo la realidad que atraviesa la provincia. Los santiagueños nos vimos involucrados en dos alarmantes y desgarradores ránkings que tratan principalmente sobre “desigualdad social” y otro  más jugado que remarcó que la provincia es más pobre que algunos países de África como Ruanda, Uganda o Yemen ¿Por qué dos hechos ocurridos en la misma semana tienen difusiones completamente diferentes?

Es imperioso mencionar que el imponente natatorio se encuentra ubicado frente al Barrio «La Católica» que durante la semana pasada estuvo poblada de referentes deportivos, funcionarios locales, diputados provinciales y demás autoridades. Sin embargo, basta con cruzar la calle ( literalmente) para ver el verdadero contraste que la provincia ofrece a sus visitantes. Una realidad inocultable de los santiagueños, esto nos lleva a preguntarnos si el informe lanzado desde la ONU ¿no es considerado por las autoridades nacionales? y si no se dieran cuenta de la dicotomía  ¿Que debe ocurir para que vean sólo «LA JOYA» y no «LA PIEDRA»? ¿Cuál es la verdadera imagen que ofrecemos a quienes visitan las modernas instalaciones deportivas con un contraste tan binario?

El caserío que se encuentra al frente del natatorio provincial es uno de los más pobres de la capital. Cuenta con NADA de agua potable, carece de energía eléctrica y está poblado por familias de muy bajos recursos que se resguardan en sus taperas conocidas como “viviendas rancho” . Una barriada tan expuesta que durante las últimas inundaciones, se vio afectada por la crecida del Río Dulce, al punto que tuvieron que evacuar a más de 100 familias para evitar tragedias.

Resulta imposible pasar por la faraónica construcción y no ver la dura realidad de cientos de familias que deben luchar para conseguir (sin suerte) una vida más digna, mientras que en la vereda de en frente “el lujo es vulgaridad”. Y si, es vulgar el contraste con la pobreza en su máxima expresión que separada por sólo un par de metros muestran un palacio para el deporte de élite, es decir un oasis para unos pocos, enfrentado a un desierto interminable para el resto.

NUESTRO PERFIL DE FACEBOOK

NUESTRA FAN PAGE

TWITTER

CANAL YOUTUBE UH