Nacionales Política

Podrían inhibir los bienes al sciolista Alberto Pérez por encubrir gastos irregulares

El fiscal Álvaro Garganta pidió la prohibición de salir del país sin permiso judicial y la inhibición de bienes de Alberto Pérez, ex jefe de gabinete de la Provincia de Buenos Aires durante las gestiones de Daniel Scioli.

El fiscal Álvaro Garganta pidió la prohibición de salir del país sin permiso judicial y la inhibición de bienes de Alberto Pérez, ex jefe de gabinete de la Provincia de Buenos Aires durante las gestiones de Daniel Scioli.

La solicitud de Garganta se da en una causa en la que Pérez es investigado por supuestas maniobras para encubrir gastos irregulares durante la gestión del ex candidato a presidente del Frente para la Victoria.

«A los imputados Alberto Pérez, Walter Edgardo Carbone, Sandra Mamberti, Mónica Ripamonti, Alejandra Tavelli, aunque asumiendo diferentes roles, se les atribuye haber cometido el delito de Peculado en concurso ideal con el delito de Administración Fraudulenta en perjuicio de la Administración Pública», expresa la solicitud del fiscal.

Gaganta pidió que al ex funcionario se le embarguen e inhiban los bienes «hasta cubrir la cantidad suficiente para garantizar la pena pecuniaria, la indemnización civil y las costas». El fiscal pidió que se ordene «la inhibición general de bienes de los imputados a los efectos de asegurar un eventual resarcimiento económico, las costas del proceso, y en su caso el decomiso de los bienes».

Según reveló el programa La Cornisa, la maniobra se iniciaba con gastos que eran aprobados «sin la más mínima revisión por el contador general de la provincia durante la gestión de Daniel Scioli como gobernador».

Luego, el expediente ingresaba, 16 meses después del cierre del año en que se gastaba, al Tribunal de Cuentas, que lo analizaba en el marco de una auditoría de gestión. Durante ese procedimientos, el trámite era «observado y cuestionado», en tanto que los firmantes recibían «multas y les exigían rendiciones con documentación respaldatoria».

No obstante, en una tercera etapa «el expediente era subsanado y limpiado por los auditores jefes, quienes lo remitían a la vocalía, máxima instancia de Tribunal de Cuentas».

El fiscal Garganta cree que esta maniobra consistió no sólo «en subsanar y limpiar observaciones y multas, sino también presionar a los auditores para que modificaran sus dictámenes».

En tanto que las pesquisas que dirige Garganta incluyen también al ex funcionario de la Jefatura de Gabinete Walter Carbone, quien firmaba las facturas y cuya mansión en el country Abril resultó allanada en el marco de un procedimiento que incluyó el secuestro de una escultura que representaba la figura de un dragón alado que en su interior contenía una caja fuerte.

NUESTRO PERFIL DE FACEBOOK

NUESTRA FAN PAGE

TWITTER

CANAL YOUTUBE UH