Nacionales Política

Piqueteros duros desafían a Alberto Fernández y ya hablan de «movilizaciones permanentes»

Las organizaciones piqueteras duras le hicieron una fuerte advertencia Alberto Fernández, en un eventual gobierno del candidato presidencial del Frente de Todos. «Las organizaciones sociales no debemos abandonar las calles bajo ningún gobierno, ni en ninguna circunstancia», adelantó el Frente de Organizaciones en Lucha (FOL) en una carta pública al aspirante al Ejecutivo.

La respuesta de esta organización es en relación a los reclamos de Fernández, que a principios del mes pasado en medio de los acampes frente al Ministerio de Desarrollo Social les pidió a las organizaciones que evitaran «estar en las calles». Desde el FOL desafiaron al candidato y advirtieron con mantener «movilizaciones permanentes».

Las advertencias a Fernández se producen en un contexto social marcado por el aumento de la pobreza, que según los datos que difundió el lunes el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) volvió a subir en la primera mitad de 2019, con un 35,4% de la población argentina que no llega a cubrir la canasta básica total. En tanto que la indigencia alcanza al 7,7% de los habitantes del país.

El índice que difundió el organismo oficial implica un alza de 8,1 puntos respecto a la medición de ese mismo período de 2018. De acuerdo a especialistas el impacto que tuvo la aceleración inflacionaria sobre los ingresos de los hogares empujó a más familias bajo la línea de pobreza. Este salto en la medición de pobreza es el más alto desde la crisis de fines de 2001, que impactó en los indicadores sociales de 2002.

Con este panorama de fondo, desde el FOL defienden la protesta en las calles como medio para reclamar un mayor combate a la pobreza. «Somos el sector más débil, y quizá el más numeroso, de la sociedad; no el más fuerte. Hemos aprendido que la única forma en la que la clase trabajadora consigue avanzar es mediante la movilización popular, y nunca, jamás en la pasividad, derecho legítimo contenido en nuestra propia constitución nacional», afirmaron. «Las organizaciones sociales no debemos abandonar las calles bajo ningún gobierno, ni en ninguna circunstancia», anticiparon.

El movimiento social adelantó una serie de exigencias al próximo gobierno, como la creación de puestos de trabajo a través de planes de construcción de viviendas populares y de urbanización de los barrios, reparto de tierras a cooperativas y trabajadores rurales, universalización de programas de empleo y de capacitación de oficios y aumento inmediato de las jubilaciones, entre otras.

Justamente la propuesta de «redistribución de tierras» es uno de los pedidos que hizo el líder de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) Juan Grabois a Fernández. El dirigente planteó la necesidad de impulsar una «reforma agraria» para que en la Argentina nadie posea más de cinco mil hectáreas de tierra.

Su plan contempla la expropiación de 50000 parcelas para «entregárselas en propiedad a los pequeños productores y pagarles a los propietarios el precio de mercado de la tierra a lo largo de 20 años», como explicó el dirigente en un video que difundió a través de las redes sociales. Fernández adelantó que esta iniciativa «no está en la agenda» del Frente de Todos.

Las protestas en las calles son impulsadas por las agrupaciones más combativas. Este grupo está enfrentado con otros como el Movimiento Evita, Barrios de Pie y Corriente Clasista y Combativa, identificados con el kirchnerismo y de buena relación con el candidato presidencial del Frente de Todos.

 

NUESTRO PERFIL DE FACEBOOK

NUESTRA FAN PAGE

TWITTER

CANAL YOUTUBE UH