Nacionales Política

Pese al millonario desembolso del FMI, crece la desconfianza de los inversores

El desembolso récord que aprobará hoy a favor de la Argentina el directorio del FMI por ahora pasó desapercibido por los inversores. Son casi USD 10.900 millones, la cifra más alta que gatillará el organismo. Pero en la previa de este hecho trascendente, se profundizó la caída de los bonos argentinos y también volvió a subir el dólar, por encima de los $ 44.

Lo más curioso es que estos recursos que girará el Fondo no sólo engrosarán las reservas del Central, sino que serán utilizados para volcar al mercado. El Tesoro comenzará a licitar esas divisas a razón de USD 60 millones diarios para conseguir fondos frescos que le permitan afrontar vencimientos en pesos. Además, se trata de un monto que ayudará a equilibrar el mercado cambiario en los meses previos a las elecciones.

Nada de esto parecen argumentos fuertes para los inversores. Al contrario, el castigo a los activos argentinos se siguió profundizando, tal como viene sucediendo en las últimas jornadas. El contraste es aún más fuerte si se tiene en cuenta que los mercados emergentes fueron beneficiados en general por un buen clima en Wall Street y el ingreso de flujos financieros hacia opciones de más riesgo.

La deuda argentina sufrió caídas generalizadas, que en en algunos casos llegaron a superar el 2%, particularmente en el caso de los bonos más largos. El más afectado fue el Bonar 2025, con una merma de 2,1%.

El Bonar 2020, que pagará intereses semestrales en los próximos días, volvió a caer y ya rinde 14,5%. Es un título que devuelve la totalidad del capital en agosto del año que viene. Los mercados tienen más dudas sobre la posibilidad de que este título efectivamente se cobre el año próximo. Básicamente porque no saben quién gobernará el país luego del 10 de diciembre.

Los bonos cortos son en general más castigados que los largos cuando hay temores a un posible default y es lo que está sucediendo ahora. Y si bien la opinión de la mayoría de los bancos de inversión es que el riesgo de una cesación de pagos está muy exagerado en el caso de la Argentina, igual los precios no encuentran su piso. Todo esto impacta en el nivel de riesgo país, que ayer subió 2,6% hasta los 773 puntos.

El secretario de Finanzas, Santiago Bausili, espera que el pago de deuda que se avecina, tanto del Bonar 2020 como del Bonar 2024, ayude a que esos dólares que se están repagando vuelvan al mercado de deuda. Y esto ayudaría a mejorar las paridades de los títulos y a bajar el riesgo país. También permitiría una mejor refinanciación de las Letes en dólares que vencen a partir de este mes. Pero es todo teoría.

Lo peor es que aún faltan muchos meses para las elecciones, incluso para que se defina quiénes competirán por las presidenciales (las fórmulas se definen el 22 de junio). Será difícil que retorne la confianza de los inversores en medio de tanta incertidumbre, lo que vuelve más complicada la recuperación de los bonos, como así también una mayor estabilización del tipo de cambio.

NUESTRO PERFIL DE FACEBOOK

NUESTRA FAN PAGE

TWITTER

CANAL YOUTUBE UH