Nacionales Policiales

«Mi sangre» se quejó de sus nuevas condiciones de detención

“Mi sangre” presentó un habeas corpus en el que criticó el monitoreo permanente que tiene.
Dijo que no tiene privacidad ni para ir al baño porque es monitoreado las 24 horas. También que su nueva celda es más chica.
Fuente Infobae

El narcotraficante colombiano Henry de Jesús «Mi sangre» López Londoño se quejó de sus nuevas condiciones de detención luego que se descubriera un presunto plan de fuga en la cárcel de Ezeiza. «Mi sangre» presentó un habeas corpus en el que criticó el monitoreo permanente que tiene y que la celda a la que fue trasladado es más chica.

Para escuchar los reclamos del detenido, el juez federal de Lomas de Zamora Federico Villena realizará hoy una videconferencia con López Londoño, informaron a Infobae fuentes judiciales.

Las críticas de «Mi sangre» señalan que desde el fin de semana es controlado las 24 horas, inclusive cuando va al baño, lo que significa un agravio a su intimidad. También objetó que su nueva celda es más pequeña que la anterior. Por esos motivos presentó un habeas corpus para que se modifique su situación. Se espera que el magistrado resuelva hoy después de la videoconferencia.

“Mi Sangre” durante el juicio (NA)
“Mi Sangre” durante el juicio.

Las condiciones de detención de López Londoño –cerca de ser extraditado a los Estados Unidos- se modificaron el fin de semana pasado cuando las autoridades alertaron un posible plan de fuga en marcha.

El viernes al mediodía, la abogada María Gabriela Ricagno llevó a la cárcel un plano de la localidad de Ezeiza donde estaban señaladas comisarías y rutas de acceso. El juez ordenó requisar la celda de López Londoño y allí se encontraron un celular Iphone escondido en un expediente judicial, dos chips, una notebook, un modem con acceso a internet, una agenda electrónica, 100 cds con fotos de las afueras de la unidad.

Por esa situación, «Mi sangre» fue aislado dentro de la cárcel en una nueva celda con cámaras de seguridad, monitoreado las 24 horas y con refuerzo de agentes penitenciarios que deben controlarlo. También se le restringieron las visitas familiares y de sus abogados. Pero esa medida se levantó el lunes, al igual que el acceso al teléfono público del pabellón, que ya puede usar.

La última vez que la celda de López Londoño había sido requisada fue en marzo pasado. Por esa y otras irregularidades, el juez Villena también inició una causa para investigar a las autoridades de la cárcel de Ezeiza, cuyo director, Héctor Retamoso, ya fue removido, mientras investiga el presunto plan de fuga.

Los investigadores creen que «Mi sangre» aceleró su intento de evasión de la cárcel cuando en mayo pasado se aprobó su extradición a Estados Unidos, donde está acusado de narcotráfico. La extradición de López Londoño está hoy en manos de la Corte Suprema de Justicia que debe resolver si la confirma.

NUESTRO PERFIL DE FACEBOOK

NUESTRA FAN PAGE

TWITTER

CANAL YOUTUBE UH