Nacionales Política

Mauricio Macri se despidió con una crítica al peronismo: «Cuando se juntan cinco minutos antes es difícil que salga bien»

Mauricio Macri terminará su gobierno el 10 de diciembre al entregarle el bastón de mando a Alberto Fernández, pero, lejos de retirarse de la política, el presidente saliente comenzará aquel día con su campaña para intentar volver al poder en cuatro años. Para eso publicó un video sobre los «momentos» de su gestión -y también sobre su vida personal- con la intención de imponer una mirada para convertirse en jefe de una «oposición constructiva». Sobre la unidad del peronismo criticó sin vueltas: «Arranca con un frente interno difícil, porque cuando se juntan tantos cinco minutos antes de una fiesta no es fácil que la fiesta salga bien».

El Presidente aseguró que la «herencia recibida» fue peor de lo que quiso imaginarse: «Estábamos aislados del mundo, con la deuda en default, sin energía, sin reservas en el Banco Central. Nuestro entusiasmo fue chocando con cada dato que encontrábamos. Si nosotros hubiéramos mostrado lo mal que estaba la Argentina, ¿quién habría querido apoyarnos?».

El jefe de Estado defendió sus primeros dos años de gestión al sostener que el leve crecimiento de la economía y la tenue disminución de la inflación generaron que la pobreza llegara al menor nivel en los últimos 25 años, pero reconoció que «la crisis de abril de 2018» terminó con ese proceso, que marcó el fin del gradualismo y el inicio del ajuste acordado con el FMI.

«Dos de los tres dólares que tomamos fueron para pagar deudas de gobiernos anteriores y el otro fue para cubrir el déficit de los presupuestos aprobados por el Congreso», explicó el líder de Juntos por el Cambio sobre el endeudamiento de su gestión.

Mauricio Macri

@mauriciomacri

https://twitter.com/i/broadcasts/1ZkKzArBYagxv 

«MOMENTOS». Entrevista completa a Mauricio Macri

Mauricio Macri @mauriciomacri

3.445 personas están hablando de esto

Uno de los momentos que definió su gobierno también fue el debate por el aborto. «Fui coherente con lo que creo: la libertad de debatir. Tuvimos un debate histórico. La Argentina se lo merecía. Algunos que coincidían con mi posición a favor de las dos vidas se enojaron con mi decisión de abrir el debate. Esto no se puede imponer», subrayó.

Pero de vuelta a la coyuntura, citó al economista David Konzevik para hablar de los «ricos en expectativas»: «Un pobre de hoy tal vez es un rico de hace cien años porque tiene acceso al agua potable y a la educación pública. Pero el acceso a la información actual produce que la gente sea rica en expectativas que los gobernantes tenemos que satisfacer, como lo que sucede en Chile, que con los mejores indicadores termina con la violencia de los últimos días».

El equipo de comunicación del Presidente reveló en el video la respuesta inédita que Macri había dado en junio a la pregunta de por qué los argentinos debían darle la oportunidad de continuar en el poder. «Me eligieron para liderar un proceso de cambio en la Argentina, para dejar en el pasado las excusas y la resignación, recién empezamos a hacer lo que había que hacer, estamos en el camino, pero ni siquiera en la mitad del camino, este proceso no se tiene que detener nunca», había dicho.

Macri se enfrentó a sí mismo al escuchar su respuesta y en noviembre defendió cada palabra: «No dejé de creer en eso, sigo pensando que es lo mejor para el país, ojalá que el gobierno que asumirá encuentre el camino que todos queremos: progresar. Nosotros vamos a ser una oposición constructiva».

Por último, confió en que Alberto Fernández pueda conducir el país hacia el crecimiento económico y el desarrollo productivo, pero criticó a su entorno político: «Hay que darle el espacio para que ponga en marcha su propuesta sin traicionar al 41%, pero arranca con un frente interno difícil porque cuando se juntan tantos cinco minutos antes de una fiesta no es fácil que la fiesta salga bien. El DJ tiene que ser muy bueno».

NUESTRO PERFIL DE FACEBOOK

NUESTRA FAN PAGE

TWITTER

CANAL YOUTUBE UH