Sin categoría

Mauricio Macri recibirá a la procuradora Gils Carbó el próximo martes en la Casa Rosada

El Presidente retomará su agenda oficial el próximo martes, tras pasar el fin de semana largo en la ciudad de Tandil, con un acto de alta tensión política. Será en el Salón Blanco de Casa Rosada y contará con la presencia de la procuradora general de la Nación Alejandra Gils Carbó, en lo que será su primera aparición pública en Casa de Gobierno desde que asumió Mauricio Macri y en medio del embate del oficialismo para avanzar con su salida del cargo.

La presencia de la procuradora obedecerá a cuestiones de gestión. Es que el Presidente encabezará la firma del «Convenio sobre Datos Judiciales Abiertos», una iniciativa del Ministerio de Justicia que conduce Germán Garavano, que unificará criterios y establecerá una base de datos común con la información referida a causas y actuaciones del Poder Judicial y del Ministerio Público Fiscal en todas las jurisdicciones del país.

Como jefa de los fiscales, la referente de Justicia Legitima ya confirmó su asistencia, según pudo saber Clarín de fuentes oficiales. Lo mismo hizo el presidente de la Corte Suprema Ricardo Lorenzetti.

Más allá del motivo institucional, el desembarco de Gils Carbó en Casa Rosada no deja de ser significativo en un momento en el que el Gobierno busca avanzar en el Congreso con la reforma de la ley del Ministerio Público Fiscal para forzar su salida, luego de que la funcionaria se decidiera resistir a las señales que hasta el propio Macri se encargó de enviarle públicamente para que presentara su renuncia.

«La posición del Gobierno, por ser la procuradora militante de un partido político, sigue siendo la misma. Creemos que ella debería haber ofrecido la renuncia el primer día y seguimos insistiendo con lo mismo», dijo Macri días después de haberle aceptado la renuncia al polémico ex juez Norberto Oyarbide. ¿Cómo la recibirá el martes? «El Presidente es respetuoso de las instituciones y se va a apegar a eso», dijeron desde Balcarce 50.

Cuentan en el Gobierno que la funcionaria intentó tender puentes con el objetivo de seguir en su cargo. Pero, lejos de cambiar de postura, la orden que recibió el ministro de Justicia Germán Garavano fue avanzar con la reforma del Ministerio Público Fiscal para esmerilarla. El proyecto estuvo empantanado varios meses. Hasta que, tras el dictamen de Gils Carbó contra el Gobierno por el tarifazo, comenzó a moverse otra vez.

Irritado por el fallo, el Presidente habría dado la orden de agotar todas las instancias de negociación con el peronismo y el massismo. Es que vislumbra en la funcionaria una herramienta política del kirchnerismo contra sus medidas de gestión. No obstante, por ahora no quiere saber nada con intentar su destitución a través de un Juicio Político, algo que impulsa la diputada Elisa Carrió.

Cree, en cambio, que la reforma es el mejor camino. En el Gobierno confían en que «va a salir antes de fin de año», fijando un plazo de cinco años para el mandato del procurador, con opción de renovación por un período. Esto posibilitará que Gils Carbó, según afirman las principales espadas del Ministerio de Justicia, deba irse en agosto del año que viene, ya que asumió en 2012. Aunque hay quienes admiten por lo bajo que el plazo no se puede contar de manera «retroactiva» sino una vez aprobada la ley.

NUESTRO PERFIL DE FACEBOOK

NUESTRA FAN PAGE

TWITTER

CANAL YOUTUBE UH