Nacionales Política

Mauricio Macri: «Podemos entrar en la mejor época de nuestra historia o caer en lo peor que le puede pasar al país»

Mauricio Macri miró fijo a Ramón Mestre -el ex candidato a gobernador que compitió en la interna partidaria con Mario Negri-, sentado en primera fila. Confesó que sabía que habían existido peleas en la «tropa» cordobesa. «Cómo decía mi abuela: sana, sana, colita de rana«, parafraseó el Presidente.

A ritmo de cuarteto, y con una puesta en escena que contrasta con los típicos escenarios de 360 grados de la alianza ex Cambiemos, Macri encabezó en Córdoba junto a Miguel Ángel Pichetto este mediodía su primer acto de campaña sin el soporte de un anuncio de gobierno. A dos meses de la elección provincial que dejó serias heridas internas -«ya suturadas», reconocen desde el oficialismo cordobés-, y en busca de los votos del 2015 que colaboraron como en ningún otro distrito para el desembarco del Presidente en la Casa Rosada.

En el escenario montado para la ocasion, en el centro de convenciones Forja de la capital, Macri aseguró que en las próximas elecciones la Argentina se juega entre dos modelos: «Entramos en la mejor época de nuestra historia o perdemos 25 años cayendo en lo peor que le puede pasar a nuestro país«.

«Ese escenario está representado en la Venezuela de Nicolás Maduro», apuntó, en lo que se transformó en uno de sus principales ejes de campaña.

Y abundó: «En ese país no funciona nada, solo el terror y la violación sistemática de los derechos humanos«.

Pichetto, que condenaba el régimen chavista desde antes de asociarse al Gobierno, fue aún más contundente: «Vamos a ganar las elecciones primarias y vamos a terminar con este tema en octubre, en la primera vuelta«. El senador fue aplaudido con énfasis por la militancia local.

Macri reconoció las internas en el oficialismo provincial y pidió sanar las heridas (Prensa Juntos Por El Cambio)

Macri reconoció las internas en el oficialismo provincial y pidió sanar las heridas (Prensa Juntos Por El Cambio)

Anteayer, en el encuentro partidario de Parque Norte, el consultor Jaime Durán Barba había resaltado que, por la polarización extrema, la elección podía definirse en octubre. «El 80% de los electores ya eligió entre Mauricio y Cristina», analizó ante cientos de candidatos de todo el país.

El ex jefe del bloque del PJ en el Senado aprovechó su paso por Córdoba para volver a apuntar contra Axel Kicillof, uno de sus enemigos predilectos. Calificó su candidatura a gobernador bonaerense de «inexplicable» en virtud de su orientación ideológica, y de sus recientes críticas a la firma del tratado entre el Mercosur y la Unión Europea.

«Por eso hay que tener mucho cuidado con quienes dicen que defienden a los pobres porque los terminan perjudicando. Una Argentina cerrada significaría fracaso, decadencia y frustración«, completó.

Macri y Pichetto aterrizaron esta mañana en Córdoba, una de las provincias clave para la victoria de Cambiemos en 2015 que, de no mediar imprevistos, servirá de escenario para el cierre de campaña de cara a las PASO del 11 de agosto, el primer test electoral.

Mauricio Macri se saluda con Mario Negri

Mauricio Macri se saluda con Mario Negri

Esta semana, el gobernador Juan Schiaretti, que logró la reelección hace dos con un fuerte caudal de votos, se reunió con Alberto Fernández, aunque mantuvo distancia y reiteró que no apoyará ninguna boleta presidencial. Después de ese encuentro, voló hacia Madrid por temas de gestión locales.

Como publicó ayer este medio, la llegada de Macri a Córdoba -antes del acto visitó el centro espacial de la CONAE-, el segundo distrito con más incidencia electoral detrás de la provincia de Buenos Aires -el 8,6%-, apunta a recapturar los votos del 2015 que lo ayudaron a llegar a la Presidencia, y a compensar los que faltan del territorio bonaerense, la provincia más crucial, y una en las que el jefe de Estado registra sus peores mediciones. Esa impopularidad atenta contra las chances de reelección de María Eugenia Vidal.

«Los cordobeses desde nuestra rebeldía natural frenamos el populismo en 2015. Les digo que no hay que esperar a octubre para ratificar el rumbo, hay que hacerlo en agosto porque no da lo mismo esta elección, tiene trascendencia histórica», subrayó Negri durante su discurso, antes de presentar a Pichetto sobre el escenario. El diputado encabeza la lista de diputados.

El pedido de Negri va en línea con el plan del oficialismo de engrosar las PASO para ajustar la diferencia con la fórmula del Frente de Todos, en un escenario de extrema polarización.

Para esa hoja de ruta, Córdoba es una provincia clave. En el 2015 fue donde el Presidente realizó su mejor performance en octubre y en el balotaje de noviembre. En las generales, Macri sacó poco más del 53% de los votos, un 3% más que en la ciudad de Buenos Aires, la cuna del PRO.

En la segunda vuelta, la brecha con Daniel Scioli fue aún más abultada. Récord: casi un 73%.

El Gobierno aspira ahora, tras el tsunami de la crisis económica, a recuperar lo más que se pueda de esos votos. Para tratar de promediar el 50% en octubre.

NUESTRO PERFIL DE FACEBOOK

NUESTRA FAN PAGE

TWITTER

CANAL YOUTUBE UH