Nacionales Política

Mauricio Macri cierra su gira por Nueva York con un discurso ante la Asamblea General de la ONU

Mauricio Macri contestará al paro de la CGT con un discurso ante las Naciones Unidas que rescatará su decisión política de ejecutar un plan económico destinado a evitar en la Argentina el modelo populista que aplica Nicolás Maduro en Venezuela. El Presidente reiterará su vocación de protagonizar una estratégica integración con el mundo e insistirá con la importancia de ubicar al país como un miembro responsable de la comunidad internacional. Macri reconocerá la actual situación de crisis económica causada por errores de su administración y factores geopolíticos, pero asegurará ante la Asamblea General de la ONU que no cambiará las reglas de juego como sucedió con otros gobiernos que enfrentaron corridas financieras, preocupantes niveles de desempleo y una inflación que dinamitaba los salarios.

En sus últimas horas en Manhattan, Macri desplegará una agenda diplomática cargada de significado económico. El Presidente está cerrando la negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y aún no quedó descartado su encuentro de hoy con la directora gerente Christine Lagarde, pese a la cena que compartieron anoche en la gala del Atlantic Council, un think tank americano que tiene poder real en Washington. La cita estaba prevista para las 15.30 (hora de New York), tras el almuerzo que Macri compartirá con los otros jefes de Estado que llegaron a Manhattan para participar de la Asamblea General de Naciones Unidas.

Pero Macri no sólo explicitará la importancia que tiene para su gobierno el nuevo acuerdo con el FMI, sino que también reiterará su posición respecto a la actual crisis política, económica y humanitaria que golpea a Venezuela. El Presidente aboga por una salida de transición democrática, mientras en la Casa Blanca un puñado de halcones empuja una alternativa militar que se apalanque en sectores del Ejército venezolano que ya no soportan a Maduro y su régimen populista. Macri rechaza la variable armada para eyectar a Maduro del poder y a través de diversos canales diplomáticos ha reiterado a Trump y sus halcones que la mejor agenda para Venezuela es la convocatoria a elecciones libres cuanto antes.

Sin embargo, y hasta que esto suceda, el Presidente avalará todas las medidas institucionales para aplacar los efectos del populismo rancio que ejecuta Maduro ante la sociedad venezolana. Cerca del mediodía en Nueva York, Macri protagonizará con los países del Mercosur una cumbre para promover una presentación formal ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) destinada a tratar la situación de los refugiados de Venezuela. El presidente argentino apoya la decisión de recurrir a la CIJ para exigir a Maduro que implemente políticas de estado orientadas a resolver la crisis humanitaria que tiene su epicentro en la frontera de Venezuela con Colombia.

Macri ejecutará su agenda diplomática en la ONU, mientras enfrenta su cuarto paro general organizado por la CGT. El Presidente sabe que la medida de fuerza será masiva y se prepara para abrir un canal de diálogo con la central obrera que permita encarrilar el mal humor social. Macri está predispuesto a dialogar con la CGT, pero no cambiará ningún parámetro ya acordado Lagarde.

El Presidente enfatizó ante los banqueros e inversores de Wall Street que no tiene plan B y que pagará todos los costos políticos necesarios para salir de la actual encrucijada económica y financiera. Ese será uno de los ejes de su discurso ante la Asamblea General, que se completará con su posición favorable respecto al acuerdo de Cambio Climático de París, a la igualdad de genero y a la vía de la negociación diplomática para recuperar las Islas Malvinas. Macri tambiéndefenderá al libre comercio como base de las relaciones internacionales, enfatizará la importancia institucional de organizar la cumbre del G20 en la Argentina e insistirá en la necesidad de juzgar a los terroristas iraníes que volaron la AMIA en 1994.

Tras su discurso de 15 minutos en Naciones Unidas, el Presidente abandonará Manhattan rumbo a Buenos Aires, mientras que en Washington se ultiman los detalles para anunciar el nuevo acuerdo entre la Argentina y el FMI. Cuando eso suceda, Macri enfrentará un complejo escenario político y será en ese momento que recordará con nostalgia como fue tratado en su gira por Nueva York.

NUESTRO PERFIL DE FACEBOOK

NUESTRA FAN PAGE

TWITTER

CANAL YOUTUBE UH