Nacionales Policiales

Mataron a un hincha de River tras la final de la Copa Libertadores

Exequiel Aaron Neris volvía feliz a su casa después del triunfo de River sobre su clásico rival en la final de la Copa Libertadores de América cuando fue emboscado por hinchas de Boca que le propinaron una paliza y un puntazo que le perforó una arteria y horas más tarde le causaría la muerte.

El joven tenía 21 años y vestía la camiseta del club de sus amores cuando fue atacado por al menos por dos personas que ya están detenidas. En las últimas horas, en una letrina, la Policía halló un cuchillo que ahora será sometido a pericias para determinar si fue utilizado en el mortal ataque.

Si bien desde la Policía de Misiones dijeron en un primer momento que la víctima no reveló el motivo de la agresión, fueron sus familiares quienes contaron que ocurrió por el solo hecho de vestir la camiseta de River.

Tras el crimen, rápidamente la Policía detuvo a dos personas, aunque con el correr de las horas se estableció que sólo fueron testigos de la agresión.

Entonces se reorientó la investigación y los agentes de la División Homicidiosarrestaron a dos hermanos de 18 y 26 años. Uno fue apresado cuando se dirigía a su trabajo y el otro en la vivienda familiar, ubicada a sólo cinco cuadras de donde residía Neris.

Además del cuchillo, los policías encontraron ropas con algunas manchas que ahora serán peritadas para saber si son del joven asesinado.

El ataque se produjo en un pasillo de la Chacra 247, de Posadas, en la noche del domingo cuando Exequiel retornaba a su casa tras presenciar con sus amigos la victoria 3-1 de River sobre Boca en la final disputada en el estadio Santiago Bernabéu, del Real Madrid, España.

Los vecinos lo hallaron golpeado y con una profunda herida en la parte delantera del muslo izquierdo. Ese puntazo le perforó la arteria femoral, lesión que horas más tarde le provocarían el deceso.

Lucía, la mamá de Exequiel, afirmó que el joven era el único hincha de River de la familia y no tuvo chances de defenderse porque todavía estaba en proceso de recuperación a causa de un accidente con su moto que lo obligó a pasar por el quirófano para reconstruir una de sus piernas.

Me atacaron por festejar el partido, por ser hincha de River“, dijo la mujer que le contó su hijo.

Herido, el joven alcanzó a correr unos cien metros hasta que cayó cerca de la casa de un amigo y pidió que avisaran a su hermano Franco, que llegó ataviado con la camiseta de Boca y contuvo a Exequiel hasta el momento de su traslado al Hospital René Favaloro en un patrullero. Luego lo derivaron al Hospital Escuela de Posadas, donde se produjo su fallecimiento el lunes al mediodía.

 

NUESTRO PERFIL DE FACEBOOK

NUESTRA FAN PAGE

TWITTER

CANAL YOUTUBE UH