Nacionales Política

Martín Lousteau dijo que está dispuesto a ceder en sus aspiraciones electorales si Cambiemos logra ser un «espacio superador»

El exministro de Economía y diputado nacional, Martín Lousteau, apoyó el diálogo social impulsado por el presidente Mauricio Macri. Además, afirmó que si se logra «construir algo más amplio» va a estar en el lugar en el que la coalición le diga que más contribuye. «Incluso aunque no sea el lugar que más me guste», aseveró. De esa manera, reconoció que, en las elecciones de octubre, podría no estar como candidato a Presidente.

Lousteau sostuvo en su visita a A Dos Voces que el llamamiento de Macri para definir 10 puntos de acuerdo «no corren el eje» de las preocupaciones de la sociedad «sobre la economía, ya que es una realidad que toca a la puerta todos los días».

También aclaró que le «hubiera gustado que se planteara de forma diferente» la citación al acuerdo, pero valoró que el Gobierno «puso sobre la mesa la necesidad de convocar a solucionar los problemas».

El legislador señaló que los «problemas de la Argentina tienen una raíz estructural muy profunda» y alertó que si uno no tiene claro el inconveniente estructural, «aborda de manera equivocada» esos inconvenientes.

«Lo que debemos hacer es intentar contribuir, sobre todo cuando uno tiene un diagnóstico distinto; contribuir a algo que requiere una capacidad de convocar a una escala más grande, porque hace 45 años que la Argentina es el país que menos crece en el mundo«, enfatizó en TN.

El diputado admitió que hay un «fracaso colectivo importante» también de la clase dirigente y «dentro de ella de la clase política». Además, aseveró que la Argentina «necesita reimaginar su Estado», aunque «otros países tienen mejor clase dirigente».

Lousteau, quien fue embajador en Estados Unidos del Gobierno de Macri, y con quien se ha reunido varias veces, dijo que percibe que el jefe de Estado «muestra no estar satisfecho y tiene razón» y, aludiendo nuevamente al diálogo, añadió que hay iniciativas «que gustan más o menos, pero tenemos que aprovecharlas».

En ese sentido se diferenció de otros dirigentes al aclarar que «si el Presidente tiene 10 puntos no podemos contestarle con otros 10 puntos». E hizo referencia, por ejemplo, a la propuesta del diputado y referente de La Cámpora, Máximo Kirchner, quien propuso «cuatro puntos que son desayuno, almuerzo, merienda y cena», y desafió: «Hay que ver cómo lo hacemos».

NUESTRO PERFIL DE FACEBOOK

NUESTRA FAN PAGE

TWITTER

CANAL YOUTUBE UH