Nacionales Política

Macri busca retomar la iniciativa política con un acuerdo, pero en el PJ ya plantean diferencias

A 50 días del cierre de listas para las elecciones, Cambiemos parece haber retomado la iniciativa política al confirmar una negociación con dirigentes del Partido Justicialista (PJ) de la que no todos a un lado y otro de la «grieta» estaban enterados. El primer en hablar sobre la misma fue el ministro del Interior, Rogelio Frigerio. Luego también lo hizo uno de los interlocutores, Miguel Ángel Pichetto, senador por Río Negro. Ahora, Mauricio Macri, con llamados a referentes de ese espacio, se puso al hombro la tarea.

Así, Cambiemos y el peronismo no kirchnerista debaten 10 puntos básicos: lograr y mantener el equilibrio fiscal; sostener un Banco Central independiente; mayor integración al mundo; respetar la ley, los contratos y los derechos adquiridos; creación de empleo a través de una legislación laboral moderna; reducción de la carga impositiva nacional, provincial y municipal; consolidar un sistema previsional sostenible y equitativo; consolidar un sistema federal basado en reglas claras; asegurar un sistema transparente de estadísticas; y cumplir los compromisos con los acreedores.

El viernes, el Presidente decidió que no hubiera intermediarios con los referentes de la oposición. Durante el día conversó por teléfono con Roberto Lavagna, Juan Manuel Urtubey y Miguel Ángel Pichetto, según publicó Clarín. El sábado hablaría con Sergio Massa.

Urtubey y Pichetto tendieron un puente con el jefe de Estado. De hecho, el senador había asegurado que él ya había planteado la necesidad de alcanzar un acuerdo semejante. En cambio, Lavagna rechazó los 10 puntos básicos, algo que ya había hecho en Twitter

Como sea, el Gobierno ya consiguió un fuerte respaldo: las principales entidades empresarias del país apoyaron la convocatoria de Cambiemos a la oposición en busca de la estabilidad. El denominado Grupo de los 6 (G6), que integran la Unión Industrial Argentina (UIA), la Sociedad Rural Argentina (SRA), la Bolsa de Comercio de Buenos Aires (BCBA), la Cámara Argentina de Comercio (CAC), la Cámara Argentina de la Construcción (CARCO) y la Asociación de Bancos Argentinos (ABA), destacaron la iniciativa de Macri y su Gabinete.

Pero con el correr de las horas, algunos de los referentes del peronismo no kirchnerista comenzaron a tomar distancia, tal vez pensado en un rédito electoral. Por caso, Massa, acompañado de su equipo del Frente Renovador, le pidió al Gobierno: «Debe reconocer su fracaso. Eligió un modelo de especulación financiera. Es importante que lo reconozca para poder conducir a la Argentina a un camino donde el desarrollo, la producción y el mercado interno sean parte de las palabras más genuinas de las políticas públicas».

«No quisiera pensar que con esto el Gobierno intenta dividir a la oposición, que estamos frente a una trampa electoral para intentar que esos millones de argentinos que buscan una alternativa caigan en la trampa de la grieta, en la idea de que hay buenos y malos», concluyó el exintendente de Tigre.

De todas maneras, las conversaciones del Gobierno con Lavagna, Urtubey, Pichetto y Massa continuarán hasta poder firmar un documento de consenso. El gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, como presidente de la UCR, pidió ir por más: «Me encantaría que esto tuviese un correlato electoral y ampliar Cambiemos a otras fuerzas para enfrentar las vicisitudes que la Argentina tiene y presenta ante el mundo».

 

NUESTRO PERFIL DE FACEBOOK

NUESTRA FAN PAGE

TWITTER

CANAL YOUTUBE UH