Nacionales Política

Los hijos de Lázaro Báez niegan la evasión multimillonaria en aportes de empleados

Están acusados, junto a su padre, de evadir 33 millones de pesos en aportes previsionales desde 2010 a la actualidad

Leandro y Luciana Báez, hijos del empresario detenido Lázaro Báez, negaron hoy haberse quedado con los aportes previsionales de empleados de la empresa familiar y aseguraron que solo tenían participación accionaria en algunas empresas, pero no cargo ejecutivo.

Por escrito, Leandro y Luciana presentaron sus descargos ante el juez en lo penal económico Ezequiel Berón de Astrada, en el marco de la investigación por no haber pagado aportes previsionales de sus empleados por unos 33 millones de pesos en el período 2010.

«Niego los hechos que se me imputan, ya que no he cometido delito alguno. No existe un solo indicio a lo largo de la presente causa que acredite que mi persona haya tenido siquiera en forma remota algún dominio del hecho acriminado, ni en forma presente ni desde las sombras, ni de ningún otro modo. Nunca tuve conceptual o fácticamente la capacidad de dominio que requiere la figura para constituirme en autor de una supuesta apropiación de tributos, precisamente por mi rol no ejecutivo y de mero aporte de capital, puesto que siempre fui solo accionista, pero no desempeñaba tarea ejecutiva alguna», sostuvo Leandro.

Con relación a la consultora Magma, Leandro Báez señaló que compró con 60 mil pesos el 90 por ciento de las acciones de la empresa, pero desde 2011 hasta la actualidad «jamás se suscribió una sola asamblea de accionistas, ni para aprobar balances ni para designar autoridades».

«En dicha empresa nunca siquiera presté función alguna, sino que simplemente fui accionista de la misma. En dicha sociedad no he tenido el manejo funcional de la misma, ni en el giro comercial, no me he desempañado en ningún cargo gerencial o directivo, ni siquiera en carácter de director suplente. Mi papel es el de un inversor de capital», agregó.

Por su presunta responsabilidad en la empresa Loscalzo y Delcurto, Leandro Báez afirmó que su hermano Martín tenía el 98 por ciento de dicha sociedad y él era «un socio minoritario, sin uso de firma ni ejecución de cargo».

«En ningún momento omití aportar el dinero que se le retenía a empleados en concepto de seguridad social», indicó.

Por su parte, Luciana fue indagada por retención de aportes en la empresa M&P, sobre la que explicó: «No ejercí cargo ejecutivo o gerencial alguno en esa empresa. No existe un solo indicio que permita suponer que mi persona haya tenido siquiera en forma remota algún dominio del hecho acriminado, o participación alguna en el mismo. Nunca tuve ni conceptual ni fácticamente la capacidad de dominio que requiere la figura para constituirme en autor de una supuesta apropiación de tributo».

En el escrito al que accedió NA, aseguró que «nunca» fue su «tarea controlar el funcionamiento diario de la empresa dado que solamente he sido accionista de la misma sin tener un rol activo en la empresa».

«Obviamente que como accionista de la compañía me intereso por el éxito de la misma y acudo a las asambleas que se realizan, pero ello no requiere que me involucre en el manejo diario de la empresa», aseguró Luciana Báez.

«No existe duda alguna que no solo no puedo ser autor de delito alguno, en virtud de que no ocupo ni ocupe ningún cargo gerencial o ejecutivo, ni he tenido posibilidad o injerencia en el manejo diario de la empresa, sino lo que es más importante, no existe deuda alguna, en virtud de que los periodos aquí reclamados y que se imputan como no pagos se encuentran debidamente cancelados ante de haber sido radicada la presente denuncia», concluyó.

Los hijos de Báez se expresaron de esta forma luego de que su padre, Lázaro, declarara en esa causa el pasado viernes y rechazara las acusaciones por el no pago de aportes previsionales.

NUESTRO PERFIL DE FACEBOOK

NUESTRA FAN PAGE

TWITTER

CANAL YOUTUBE UH