Nacionales Política

Los condenados por la Tragedia de Once quedaron más cerca de ir a prisión tras un fallo de Casación

Los condenados por la Tragedia de Once quedaron a un paso de ir a prisión. La Cámara Federal de Casación Penal rechazó los recursos extraordinarios de las defensas para llegar en apelación a la Corte Suprema de Justicia.

Con esta decisión, los condenados a penas de tres años o más de prisión quedaron a disposición del tribunal oral que los condenó para ser arrestados. En mayo, las condenas habían sido confirmadas y se habían modificado los montos de varias de las penas.

Fuentes judiciales adelantaron a Infobae que hoy no habrá detenciones. Es muy probable que mañana se ordenen los operativos si los condenados no se presentan voluntariamente antes a la Justicia. Frente al rechazo de un recurso extraordinario, la sentencia es ejecutable según la jurisprudencia del Tribunal Oral Federal 2, integrada por los magistrados  Jorge Gorini, Jorge Tassara y Rodrigo Giménez Uriburu.

El ex secretario de Transporte Juan Pablo Schiavi, uno de los afectados por la decisión de la Cámara, hizo un último intento por evitar la cárcel: su abogado presentó un pedido de exención de prisión que seguramente será rechazado mañana temprano. 

Los jueces de la Sala III de Casación, Carlos MahiquesEduardo Riggi y Liliana Catucci, coincidieron en rechazar las apelaciones planteadas por la mayoría de los condenados. Sin embargo, Mahiques diferenció la situación de Laura Ballesteros, Antonio Ricardo Suárez, Víctor Eduardo Astrella, Carlo Michele Ferrari, Carlos Esteban Pont Vergés, Francisco Aadlberto Pafumi, Guillermo Alberto D’Abenigno y Jorge Alberto de los Reyes, a quienes -consideró- había que habilitarle la vía recursiva.

Juan Pablo Schiavi

Juan Pablo Schiavi

La decisión de Casación surge días antes del fallo que espera el ex ministro de planificación Julio de Vido para que se defina si es condenado o absuelto por su participación en la tragedia ferroviaria que provocó 52 muertes.

El juicio oral de 2015 terminó con 28 condenados. A excepción del maquinista Marcos Córdoba, todos los acusados fueron condenados por los delitos de defraudación contra la administración pública y descarrilamiento culposo. A Córdoba solo se le imputó “descarrilamiento culposo”. Luego, Casación modificó las penas impuestas durante el juicio oral.

– Ricardo Jaime había sido condenado a una pena única de 6 años y se le elevó a 8 años.

– Su sucesor en la secretaría de Transporte, Juan Pablo Schiavi, había sido condenado a 8 años y Casación le fijó en 5 años y seis meses de prisión.

– El empresario Claudio Cirigliano fue condenado a 9 años, siendo la más alta. La Cámara le fijó en 7 años de prisión.

– Al maquinista Marcos Antonio Córdoba, condenado en diciembre de 2015 a 3 años y 6 meses, se lo modificaron levemente por 3 años y 3 meses de prisión.

– Marcelo Alberto Calderón y Jorge Álvarez, ambos de TBA, habían sido condenados a 8 años de prisión y la Cámara les fijó una pena de 6 años.

– Carlo Michele Ferrari, Carlos Pont y Jorge Alberto De los Reyes, de TBA, les quedó una pena de 5 años.

– Víctor Astrella, Laura Ballestero, Guillermo Antonio D’Abenigno, Francisco Pafumi y Antonio Suárez, de TBA, les rebajaron la pena de 5 años de prisión a 4.

– A Sergio Tempone, que había sido condenado a 7 años, finalmente le impusieron 5 años.

– Roque Cirigliano, también de TBA, había sido condenado a 5 años y se le impuso 3 años y 6 meses.

– Pedro Roque Raineri, Oscar Gariboglio, Alejandro Lopardo y José Doce Portas, habían sido condenados a 4 años de prisión pero la pena quedó finalmente en 3 años.

– Daniel Guido Lodola, quien había sido condenado a 3 años de prisión de ejecución condicional resultó absuelto por el fallo de Casación.

En tanto, la semana que viene está previsto que se conozca el veredicto en el juicio oral contra el ex ministro de Planificación Federal Julio De Vido.

Lo que restan son las últimas palabras de De Vido y de Gustavo Simeonoff, ex titular de la Unidad de Renegociación y Análisis de Contratos de Servicios Públicos (UNIREN) y también acusado en el juicio. Luego se informará el veredicto.

Tanto el fiscal Juan García Elorrio como las querellas pidieron que De Vido y Simeonoff sean condenados por los delitos de administración fraudulenta en perjuicio de la administración pública y estrago culposo seguido de muerte.

La Fiscalía pidió que De Vido sea condenado a nueve años de prisión y Simeonoff a cuatro; la Oficina Anticorrupción (OA) planteó 10 años para De Vido y tres años y tres meses para Simeonoff; y las querellas que representan a los familiares de las víctimas tuvieron posturas diferentes. Una pidió 10 años de prisión para De Vido y cuatro años para Simeonoff, mientras que la segunda requirió cuatro años y medio de prisión para De Vido y tres años para Simeonoff por administración fraudulenta y no acusó por el delito de estrago.

Por su parte, las defensas de los acusados pidieron sus absoluciones. “No puedo aceptar por un segundo tener responsabilidad sobre este dolor”, dijo De Vido cuando declaró en el juicio por videconferencia desde la cárcel de Marcos Paz, donde está detenido desde el año pasado en otra causa.

NUESTRO PERFIL DE FACEBOOK

NUESTRA FAN PAGE

TWITTER

CANAL YOUTUBE UH