Nacionales Política

Lacunza reconoció que el límite de compra de dólares «es antipático» y descartó una corrida

El ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, visitó este domingo por la noche el programa Periodismo Para Todos (PPT), luego de las medidas que anunció el Banco Central (BCRA) para limitar la compra de dólares a U$S10 mil mensuales para personas físicas, adelantar los plazos para liquidar divisas para los exportadores y restringirles a las empresas la adquisición de divisas para atesoramiento.

El funcionario reconoció que las iniciativas son «antipáticas» y que «puede ser que aparezca un tipo de cambio paralelo». «Pero eso es economía informal, no tiene por qué trasladarse a los precios», aseguró en la entrevista con Jorge Lanata, ante la posibilidad de que, por ejemplo, vuelva a tomar protagonismo el ‘dólar blue’.

Entre las medidas que adoptó el Gobierno, se destaca que las exportadorasdeberán liquidar en un plazo no superior a cinco días las divisas y que todas las compañías, no solo los bancos, tendrán que pedir autorización a la entidad monetaria para girar divisas al exterior. «Se trata de un control de capitales», dijo Lacunza.

«Hay una realidad que no podemos negar. Del 12 de agosto para acá hubo un cambio evidente. El riesgo país subió de 900 puntos a 2000. El dólar pasó de 45 a 55. No es cierto que el Banco Central especuló por orden del Presidente», dijo el ministro, y así hizo referencia -aunque sin nombrarlo- a Martín Redrado. El economista había asegurado que el tipo de cambio «había saltado por orden de Macri».

Este domingo a la tarde, tras conocerse las medidas, el Fondo Monetario Internacional difundió un comunicado donde explicó que «analizará los anuncios» y seguirá «junto a la Argentina. Al respecto, Lacunza explicó que estos cambios «se le comunicaron al FMI con los respectivos fundamentos» y opinó que «el tipo de cambio actual ya es alto».

Ante las consultas del periodista negó la posibilidad de que se produzca un «corralito» y de que haya una corrida cambiaria. Lanata también le preguntó si las medidas podrían avanzar en un futuro cercano, como por ejemplo para los argentinos que decidan viajar al exterior, a lo que le contestó: «Esas no son medidas para un país normal».

«La Argentina parece un círculo en el que cada tanto se vuelve al mismo puerto. Este no es el puerto que soñamos, tendríamos que revisar las causas. Ahora el desafío es estacionar el barco en el muelle, pase lo que pase con las elecciones«, cerró el funcionario, con vistas a octubre.

NUESTRO PERFIL DE FACEBOOK

NUESTRA FAN PAGE

TWITTER

CANAL YOUTUBE UH