Nacionales Política

La viuda de Daniel Muñoz declaró durante cinco horas ante Bonadio pero todavía no fue aceptada como arrepentida y seguirá presa

Carolina Pochetti, la viuda de Daniel Muñoz, ex secretario de Néstor Kirchner, estuvo reunida hoy con el juez Claudio Bonadio durante cinco horas respondiendo preguntas con el propósito de convencerlo de que la convierta en arrepentida. Sin embargo, por el momento, no hubo acuerdo de homologación, sus dichos en la causa quedaron bajo siete llaves y ella regresó a la cárcel de Ezeiza.

Fue una semana intensa para Pochetti. Después de estar tres meses presa, decidió cambiar de estrategia. El miércoles la viuda se desvinculó de su segundo abogado (el primero, Miguel Angel Plo, quedó imputado en la causa) y nombró a un defensor oficial. El jueves, declaró ante los fiscales Carlos Stornelli y Carlos Rívolo como «imputada-colaboradora» y logró firmar un acuerdo con ellos. Hoy, viernes, se entrevistó con el juez Bonadio.

Trasladada a la alcaidía de tribunales, la viuda pasó por el quinto piso para ver primero a su defensor y luego fue trasladada al cuarto piso para la reunión con Bonadio. Personal policial y del Servicio Penitenciario cerró un sector del cuarto piso para evitar el paso.

Lo cierto es que, asistida por el defensor oficial Juan Martín Hermida y frente al fiscal Rívolo, Pochetti fue entrevistada por Bonadio. Lo primero que hizo el juez fue preguntarle a la detenida si había llegado al acuerdo de arrepentimiento bajo su voluntad, un requisito ineludible dentro de las misiones del juez en este proceso. La respuesta fue sí.

Pero el juez tenía más preguntas preparadas para Pochetti y la audiencia se extendió hasta minutos antes de las 17, cuando se conoció la noticia de que, por hoy, no habría más noticias. «El acuerdo aún no fue homologado», señalaron las fuentes consultadas por Infobae.

Solo trascendió que Pochetti había ratificado los dichos expresados ante los fiscales y habría intenciones desde el juzgado de corroborar alguno de los puntos de sus aportes antes de homologar el acuerdo.

No es la primera vez que Bonadio demora en homologar un acuerdo: el que más tiempo tuvo que esperar para aceptar el «ok» del juez fue el ex ministro de Hacienda de Santa Cruz Juan Manuel Campillo, quien implicó en la causa a Isidro Bounini, ex secretario de Cristina Kirchner. Aun así, reconocido como arrepentido,Campillo sigue detenido por el momento.

Como mientras no quede homologado el acuerdo alcanzado entre el arrepentido y el Ministerio Público no forma parte de la causa, no trascendió el contenido de sus revelaciones.

Había mucha expectativa sobre lo que podría haber declarado la viuda de Muñoz en un tramo de la causa en donde se puso en la mira el lavado de dinero de unos 70 millones de dólares con los que el ex secretario de Néstor y sus testaferros compraron al menos 16 propiedades en Nueva York y Miami y luego vendieron a las apuradas para intentar eliminar la ruta del dinero.

Ese dinero, creen los fiscales y Bonadio, forma parte de la recaudación que hacía la banda que habrían encabezado la ex presidenta y el ex ministro Julio De Vido entre 2003 y 2015 y que recaudaban dinero con los negocios del Ministerio de Planificación, cobrando coimas a los empresarios que se quedaban con distintas licitaciones o emprendimientos oficiales.

El juez federal Claudio Bonadio

El juez federal Claudio Bonadio

Carolina Pochetti está presa desde el 24 de octubre cuando se entregó en Comodoro Py 2002 un par de días después de saber que la estaban buscando. En el allanamiento a su casa, encontraron computadoras y teléfonos rotos. En su indagatoria, la mujer lloró, dijo que el jefe de su marido era Néstor Kirchner y que cuando aparecían en la prensa las noticias que ponían en duda su actividad, su marido le decía: «No te metas, no preguntes, son cosas de la política para embarrarlo».

Sin embargo, los investigadores creen que la mujer cumplía un rol activo en el control del dinero que pasó por manos de su marido, la convocatoria a distintos testaferros y el intento de vender las sociedades una vez que el kirchnerismo dejó el poder y explotó el escándalo de los Panamá Papers, donde apareció el nombre de Daniel Muñoz.

NUESTRO PERFIL DE FACEBOOK

NUESTRA FAN PAGE

TWITTER

CANAL YOUTUBE UH