Nacionales Política

La mesa política de Macri cruzó a los gobernadores y los trató de «extorsionadores»

La mesa chica del Gobierno se reunió este lunes en la Casa Rosada con dos temas a tratar: por un lado, las repercusiones de la marcha del sábado -bautizada como «24A»- y por el otro el reclamo de los gobernadores de la oposición ante la Justicia, que piden ser compensados por lo que se les deja de coparticipar tras el paquete de medidas económicas.

A la hora de definir la movilización en respaldo a Juntos por el Cambio, los presentes aseguraron que el apoyo se tomó «con racionalidad, sobretodo porque se gestó de forma espontánea». Así lo hizo saber Mario Negri, quien junto a Luis Naidenoff -ambos participaron del encuentro- aseguraron que la intención del Gobierno es «no sobreactuar» la foto de la marcha.

A la salida de la reunión -de la que participaron María Eugenia Vidal, Marcos Peña, Miguel Ángel Pichetto, Rogelio Frigerio, Patricia Bullrich y Horacio Rodríguez Larreta- el jefe de bancada de Diputados del oficialismo dijo que desde la Casa Rosada buscan «redoblar el esfuerzo y seguir con la autocrítica«. «Quedan 60 días de campaña», apuntó.

Minutos más tarde, el candidato a vicepresidente habló con los periodistas acreditados en Casa Rosada y consideró que la marcha expresó «una actitud en la gente que marca un proceso muy firme de recuperación anímica» para la carrera electoral del oficialismo. Y en la misma línea que Negri, reiteró su optimismo para las elecciones de octubre. «¿Cómo se logra (un triunfo)? La política no tiene nada que ver con las matemáticas. En la Argentina todo fluye rápidamente y es muy importante que los candidatos del Frente de Todos sigan hablando«, dijo en referencia a las últimas declaraciones de ese espacio, donde se refirieron a una posible vuelta del cepo y de la Junta Nacional de Granos.

Los gobernadores, en pie de guerra

Más allá del tema político, Negri se defendió de las críticas de los trece gobernadores que este lunes presentaron un reclamo ante la Corte Suprema al considerar «inconstitucional» el paquete de medidas -entre ellas la eliminación provisoria del IVA y la baja de Ganancias- y sostener que afectan la coparticipación.

«Si no hubiéramos tomado ninguna medida nos estarían tratando de ‘insensibles’, de que ‘no hacen nada’, que ‘abandonaron el gobierno’. Estuvimos a la altura de lo que la emergencia necesitaba», cruzó Negri a los jefes provinciales. Por su parte, Naidenoff los acusó de «extorsionadores». «Los gobernadores no presionan, extorsionan. La responsabilidad tiene que ser compartida, porque si engrosaron las cajas provinciales con superávit, ahora tienen que trasladarse en beneficio de la gente».

El revés de los gobernadores estaba previsto desde la semana pasada, cuando se reunieron el miércoles en el Consejo Federal de Inversiones y estipularon que si no tenían alguna respuesta del Gobierno para el viernes, irían a la Justicia. En ese sentido, esperaban que el Ejecutivo les planteara una «compensación» para el recorte que significaría en sus arcas.

Los jefes provinciales habían evaluado que con esta baja de impuestos sus distritos perderán alrededor de $29 mil millones. A su vez, se sumarían otros $20 mil millones en concepto de seguridad social, adelantos del Tesoro, transferencias de Nación y otras automáticas de la AFIP.

NUESTRO PERFIL DE FACEBOOK

NUESTRA FAN PAGE

TWITTER

CANAL YOUTUBE UH