Nacionales Policiales

La familia de Débora Pérez Volpin reclamó el inicio del juicio: «Las dilaciones generan sospechas en la Justicia»

Un día después de que el Tribunal Oral Federal N°8 postergara el inicio del juicio por la muerte de Débora Pérez Volpin, su familia realizó fuertes cuestionamientos a los jueces responsables de la demora y reclamó el pronto inicio del proceso penal. «Por primera vez estamos viendo que hay suspicacias y esto genera sospechas», dijo Enrique Sacco, la última pareja de la periodista.

Entrevistados en TN Central, minutos después del conmovedor homenaje que recibió la conductora en los estudios de eltrece, Sacco sostuvo que el caso de Pérez Volpin «tiene que convertirse en algo ejemplar en la Justicia, porque hay mucha gente que está en situación similar y deja de luchar». Sin embargo, el fallo que se conoció el jueves, donde el Tribunal hizo lugar al pedido del endoscopista acusado de mala praxis, «atenta contra la credibilidad de la Justicia», sostuvo.

«Como ciudadano, me genera indignación, a pocas horas de que comenzara el juicio que pase esto, vemos una mano muy rara. Estamos pidiendo en todos los ámbitos creer en la Justicia y que la Justicia tome decisiones para generar credibilidad, pero pasan estas cosas», aseguró.

El periodista Marcelo Bonelli, histórico compañero de conducción de Débora, analizó que «los acusados tienen derecho a defenderse pero los jueces no tienen por qué ser funcionales a eso».

Sacco insistió en que «hubo una mano rara» por la postergación del fallo que «generan suspicacias». «Estamos pidiendo en todos los ámbitos creer en la Justicia y que la Justicia tome decisiones para generar credibilidad, por el contrario, genera sospechas».

Por su parte, el abogado de la familia de Débora, Diego Pirota, dijo que lo que hizo el juez «fue una farsa» al no convocar a ningún testigo. «Las razones obviamente no están en la causa, están afuera. Si legalmente no se apoya lo que está diciendo, estamos pensando que es ilegal», lanzó.

El caso

La conductora de Arriba Argentinos murió el 6 de febrero de 2018 en el sanatorio La Trinidad de Palermo mientras le hacían una endoscopía. Por esta causa fueron procesados por homicidio culposo los médicos que intervinieron, Diego Bialolenkier y la anestesista Nélida Puente, que serán juzgados por la muerte de la periodista.

El 19 de septiembre del año pasado, el juez Carlos Bruniard cerró la instrucción y dispuso juzgar por «homicidio culposo en grado de coautores» a Bialolenkier y a Puente. Al primero lo culpó de provocar la lesión por la que murió Débora, a partir de las conclusiones obtenidas del Cuerpo Médico Forense.

«Como consecuencia de un incorrecto manejo del equipo a su cargo, el imputado produjo una lesión de tipo instrumental endoscópico en la vía digestiva de la paciente que generó el paso de aire a presión en la zona del tórax –lo que no advirtió ni trató a tiempo oportuno- provocando un barotrauma que derivó en una congestión y edema pulmonar que llevó a la falla cardiaca final», escribió en la resolución.

NUESTRO PERFIL DE FACEBOOK

NUESTRA FAN PAGE

TWITTER

CANAL YOUTUBE UH