Nacionales

La Facultad de Medicina de Rosario abrirá una cátedra sobre el aborto

La Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) anunció que desde el próximo semestre se dictará una cátedra optativa para abordar la problemática del aborto, que será la primera en el país, pese a una fuerte campaña desplegada para evitarlo.

El decano de la facultad, Ricardo Nidd, sostuvo que ninguna campaña va a poder «torcer la autonomía de la universidad», en referencia a los cerca de 10 mil correos electrónicos que recibió para exigirle que descartara la iniciativa de abrir la materia «El aborto como problema de salud».

«No debería sorprender que la universidad asuma académicamente el tema del aborto«, ya que «se habla mucho desde el prejuicio», destacó Nidd. El Consejo Directivo de la Facultad de Medicina se tomó un año «para discutir y evaluar los contenidos, formas, maneras, cuerpo docentes y construyó un consenso que le permitió aprobarlo por unanimidad», relató.

«Nadie me pidió los planes de estudio de la materia, cuáles son los contenidos, cómo se va a desarrollar, con qué carga horaria o qué temas se van a abordar. Pareciera que simplemente molesta la palabra aborto y que de esto no se tiene que hablar. Desde ese lugar está planteando el tema y realmente es una pena», observó el médico, en declaraciones a radio LT8.

La polémica asignatura comenzará a dictarse con una clase semanal a partir del próximo semestre y formará parte de las opciones que tienen los estudiantes para cubrir el cupo de 300 horas electivas requerido para su formación de grado. De esta forma, será la primera facultad del país en incluir dentro de su currícula una materia sobre la problemática.

El proyecto lo impulsó en 2015 la Red de Profesionales de la Salud por el Derecho a Decidir y recién fue aprobado por el Concejo Directivo de la facultad a principios de mayo último, tras muchas jornadas de reflexión y debate. Siete médicas generalistas y un enfermero comenzarán a trabajar durante la segunda parte del año con el primer grupo de alumnos inscriptos para formarse dentro de la materia.

La médica clínica y sexóloga Raquel Tizziani, una de las docentes a cargo de la cátedra, valoró el «respaldo» de las autoridades universitarias para llevar adelante la iniciativa y se mostró sorprendida por la campaña desplegada para evitar el dictado del curso. «Es sano que el tema se comienza a hablar ya sea en contra o a favor en todas las capas de la sociedad. Es un debate muy necesario que permanece oculto«, explicó.

NUESTRO PERFIL DE FACEBOOK

NUESTRA FAN PAGE

TWITTER

CANAL YOUTUBE UH