Nacionales Política

La Argentina pedirá a Rusia la detención y extradición de un funcionario iraní implicado en el atentado a la AMIA

El gobierno argentino realizó esta tarde consultas con la administración de Rusia para avanzar con un pedido de detención y extradición del presunto planificador del atentado terrorista contra la AMIA, el diplomático iraní Alí Akbar Velayati, quien llegará mañana a Moscú para reunirse con el presidente Vladimir Putin.

Según dijeron a Infobae fuentes calificadas de la Cancillería argentina, el gobierno de Mauricio Macri pedirá en las próximas horas por la detención e inmediata extradición de Velayati para que comparezca ante los tribunales argentinos por la causa AMIA.

“Queremos que este personaje sea detenido y extraditado a la Argentina para que se presente a testimoniar como corresponde en la Justicia de nuestro país por todo lo que se lo acusa en la causa AMIA”, dijo un encumbrado funcionario del Palacio San Martín. Para ello, las autoridades de la Cancillería argentina dijeron que “se necesita de la colaboración de Rusia para poder concretar este pedido”.

Las autoridades de la administración de Macri confían en que las buenas relaciones con Putin logren el resultado esperado: detener y extraditar a Velayati.

Vladimir Putin, presidente de Rusia

De esta manera, se supo que tanto el canciller Jorge Faurie como el embajador argentino en Rusia, Ricardo Lagorio, realizaron consultas diplomáticas con las autoridades rusas durante toda la tarde para definir un inminente pedido de detención y extradición de Velayati.

Al mismo tiempo, se supo que la Unidad de Investigaciones AMIA está realizando gestiones con Rusia para concretar un exhorto con un pedido de extradición del funcionario iraní que visitará mañana Moscú ya que Velayati no tiene pedido de captura internacional de Interpol.

En tanto, el juez Rodolfo Canicoba Corral habría realizado un oficio a Interpol para exigir la captura internacional del funcionario iraní implicado en la causa del atentado contra la AMIA.

La visita de Velayati, que es asesor del líder supremo, el ayatolá Ali Khamenei, es para informar a Moscú de la posición de Teherán luego de la retirada de los Estados Unidos del acuerdo nuclear, explicó el vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores iraní, Bahram Qasemi, a la agencia de noticias estatal.

A raíz de la decisión de Donald Trump, varios funcionarios iraníes han indicado que Teherán podría reanudar su programa nuclear. Los Estados Unidos se retiraron del pacto y buscan imponer duras sanciones a Irán, lo que también podría tener un impacto en algunas compañías europeas que hacen negocios con Teherán.

Velayati era ministro de Relaciones Exteriores de Irán cuando ocurrió el ataque terrorista –ocupó el cargo entre 1981 y 1997– y está acusado de haber participado de la reunión que se celebró el 14 de agosto de 1993 en el Consejo Supremo de Seguridad en la que se decidió el ataque.

No es la primera vez que Velayati sale de Irán. Sin embargo, hasta ahora nunca se pudo lograr su detención.

Fuentes judiciales confirmaron a Infobae que sobre Velayati pesa un pedido de captura nacional e internacional desde noviembre de 2006 aunque no rige una “alerta roja” de Interpol, lo que impide una detención automática.

El atentado a la AMIA dejó 85 personas muertas y 300 heridos

El diplomático está acusado junto a otros siete iraníes de perpetrar el atentado terrorista ocurrido el 18 de julio de 1994 que provocó 85 muertos.

El año pasado, Velayati estuvo en Singapur, Malasia y Líbano. Pero a pesar de las quejas que presentó en ese entonces el gobierno argentino, el funcionario iraní no pudo ser detenido.

Un caso similar se dio en el 2011 cuando la Argentina se quejó a Bolivia por la visita al presidente Evo Morales que realizó el entonces ministro de Defensa de Irán, Ahmad Vahidi, que está prófugo de la Justicia y acusado de ser coautor ideológico del atentado contra la AMIA. En ese momento tampoco el funcionario iraní logró ser detenido.

Ahora, las autoridades de la administración de Mauricio Macri confían en que las buenas relaciones con Putin logren el resultado esperado: detener y extraditar a Velayati.

NUESTRO PERFIL DE FACEBOOK

NUESTRA FAN PAGE

TWITTER

CANAL YOUTUBE UH