Sin categoría

“Huellas digitales borradas”: la artimaña de Pérez Corradi que le costó 50 mil dólares

Al parecer, se sometió a una proceso quirúrgico para tal fin

La ministra de Seguridad Patricia Bullrich sostuvo ayer que Ibar Pérez Corradi, detenido hoy en Brasil en la causa por el triple crimen de General Rodríguez, tenía la “decisión” de “vivir en la clandestinidad”, ya que pagó “50 mil dólares para que le realizaran el raspaje de las huellas dactilares”.

“Pérez Corradi fue sorprendido en un departamento de la ciudad de Puerto Iguazú con todos los dedos de la mano borrados. Pagó 50 mil dólares para que le realizaran el raspaje de las huellas porque su objetivo era no entregarse. Su decisión era vivir en la clandestinidad con otro nombre”, enfatizó. En conferencia de prensa en el Ministerio de Seguridad, Bullrich afirmó que hay “bastantes indicios” de que no iba a entregarse, rechazando así los dichos de los abogados de Pérez Corradi, quienes afirmaron que su defendido iba a entregarse a la justicia próximamente.

“Creemos que su decisión era vivir en la clandestinidad”, ya que “vivía con un nombre distinto” aún al de la identidad falsa que “habían descubierto en Paraguay” y, además, “sus huellas (dactilares) estaban borradas”, destacó la ministra.

Además, indicó que “había datos precisos de cuándo había nacido su segundo hijo, que había sido en febrero, y a partir de esta información los profesionales se fueron acercando. Lo evidente es que todavía tenía plata porque pagó 50 mil dólares para rasparse los dedos”.

Según informó el ministerio de Seguridad, Pérez Corradi usaba la identidad de una persona fallecida, llamada Walter Miguel Ortega Molinas, por lo que es investigado por la justicia paraguaya.

En tanto, a pesar de que logró impedir su identificación a través de las huellas dactilares, cuando su mujer se presentó al lugar donde estaba detenido a preguntar por él usó el nombre Ibar Esteban Pérez Corradi, confirmando así que se trataba del hombre buscado. El financista Pérez Corradi fue detenido hoy tras una operación de inteligencia conjunta en la ciudad brasileña de Foz de Iguazú, en la zona de la triple frontera, y luego trasladado a Asunción, Paraguay, donde deberá afrontar cargos por falsificación de documentos de identidad. Bullrich aseguró que las autoridades paraguayas extraditarán al detenido a la Argentina para ser juzgado en la causa por el triple crimen.

NUESTRO PERFIL DE FACEBOOK

NUESTRA FAN PAGE

TWITTER

CANAL YOUTUBE UH