En una decisión que tiene que ver con las últimas detenciones de la Policía Federal que hubo en Buenos Aires a personas sospechosas de tener vínculos con la agrupación Hezbollah en el marco del operativo de seguridad de la cumbre del G20, el Reino Unido redujo el nivel de alerta a sus ciudadanos que viajen a la Argentina al sostener en la carta de advertencia del Foreign Office que “es probable que los terroristas intenten perpetrar ataques en la Argentina”. La semana pasada sostenían que eran “muy probables” los ataques. 

Si bien el cambio parece menor en términos semánticos, en el ambiente diplomático tanto de la Argentina como de Gran Bretaña explicaron a Infobae que se trata de “un gesto” y marca  la buena predisposición de Londres ante el esfuerzo que está haciendo el gobierno argentino por mantener niveles de control elevados para la cumbre que reunirá a los líderes del mundo.

En este sentido, voceros del Foreign Office dijeron que la advertencia que ahora figura para viajar a la Argentina es “la misma frase que todavía aparece en los travel advice (advertencias para el viajero) para otros países”, como Estados Unidos, Francia, Alemania y Colombia.

Por otra parte, un vocero del Foreign Office expesó: “Tal como dijimos la semana pasada, siempre mantenemos todas nuestras recomendaciones para viajeros (travel advice) bajo una constante revisión y por eso realizamos actualizaciones periódicas con el fin de garantizar que provean una evaluación actualizada de riesgos y otras cuestiones que puedan afectar a ciudadanos británicos“.

El embajador británico en Buenos Aires, Mark Kent, expresó ante una consulta sobre la opinión del gobierno del Reino Unido por la organización y la seguridad en el G20 que “hay mucha expectativa por la cumbre del G20 en Buenos Aires y creemos que la Argentina está manejando la seguridad de la cumbre de manera muy profesional. Celebramos que exista mayor cooperación bilateral en materia seguridad entre el Reino Unido y la Argentina, tal como fue establecido en el memorando de entendimiento firmado en mayo“.

De esta manera, Londres dio por cerrada la polémica que había desatado hace una semana su alerta extremo a los viajeros que vengan para la Argentina en medio de la cumbre del G20. Este hecho había desatado un fuerte malestar del gobierno de Mauricio Macri aunque dos días después se detuvo a ciudadanos sospechosos de estar vinculados a la agrupación terrorista Hezbollah y esta actitud sería la que cambió la prevención de Londres.