Destacadas Locales Política

“Gestión Pablo Mirolo”

El título con el que encabezamos la nota deja entrever claramente que esa forma de hacer política se da en la ciudad de La Banda y Pablo Mirolo ha desgastado cada rincón de vehículos o elementos que puedan lucir la leyenda “GESTIÓN PABLO MIROLO”.

En las últimas horas ha entrado en el ojo de la tormenta, en la consideración de los medios y de la opinión pública, el obrar de la intendenta de La Matanza Verónica Magario y de Mario Ishii intendente de José C. Paz, que utilizan bienes del Estado adquiridos con tasas, remuneraciones e impuestos de los vecinos para convertirlos en publicidad móvil con fines electorales. No es nada más y nada menos que el uso indebido de los fondos del erario.

Este accionar goebbeliano  no hace más que borrar la frontera del uso de las arcas públicas como si el Estado fuera el propio jefe del ejecutivo de cada uno de esos lugares.

GESTIÓN PABLO MIROLO

Esos modos de los que se asombran los medios nacionales y plantean a la opinión pública con justa razón del uso indebido de la propiedad de todos colocándole nombre propio, es un mecanismo que quizás comparte con los aludidos anteriormente ese sistema. El título con el que encabezamos la nota deja entrever claramente que esa forma de hacer política, se da en la ciudad de La Banda y Pablo Mirolo ha desgastado cada rincón de vehículos o elementos que puedan lucir la leyenda “GESTIÓN PABLO MIROLO”.

Es decir que la mirada de los santiagueños y para ser más específicos de los bandeños, está acostumbrada a tomar como algo natural cosas que deberían llamarnos la atención puesto que los camiones, camionetas y móviles sanitarios (colectivos) sean un espacio propagandístico más aún (como muestran las imágenes) cuándo se ve la dádiva a plena luz del día, repartiendo colchones o realizando asistencialismo desde la «Dirección de Desarrollo Social» que comanda su mujer y que entiende por lo visto que la política es no mejorar la vida del bandeño para asistirlo después en su desgracia.

Todos los lugares que nombramos anteriormente tienen un común denominador, el personalismo caudillezco que también se repite a nivel provincial hasta el hartazgo pero que el chaqueño ha desarrollado en La Banda de manera exagerada. Podríamos decir que como nadie es profeta en su tierra Pablo Mirolo lo es en la Cuna de Poetas y Cantores, la ciudad de La Banda que no lo vio nacer ni vivir hasta entrada su adolescencia pero que lo soporta estoicamente y padece la “GESTIÓN PABLO MIROLO”.

NUESTRO PERFIL DE FACEBOOK

NUESTRA FAN PAGE

TWITTER

CANAL YOUTUBE UH