Nacionales Política

Esteche le envío una carta a su alumnos desde su celda en Marcos Paz

El recurso de escribir cartas cuya repercusión social está casi asegurada se ha convertido en una moda entre los dirigentes políticos que cayeron en desgracia. El primero de ellos fue el ex ministro de Planificación Julio De Vido, y le siguieron varios más, hasta que ahora se sumó también el ex líder de la agrupación Quebracho, Fernando Esteche, que desde el jueves de la semana pasada permanece detenido en el penal de Marcos Paz, a raíz de la causa en la que se investiga el supuesto encubrimiento de Irán en el atentado a la AMIA. En su caso, la misiva está dirigida a sus alumnos en la facultad de periodismo de la Universidad de La Plata.

“Compañeros míos, colegas”, comienza la esquela que fue redactada el 9 de diciembre, pero que se difundió recién hoy en el blog “Diario de los Presos Políticos”. “Yo sé a esta altura que el hecho de llamarlos “compañeros” o “colegas” los ha descolocado y sorprendido a veces; pero también sé que fuimos aprendiendo que esos cuatrimestres en que recorríamos textos, reflexiones y análisis, sirvieron invariablemente a identificarnos como compañeros y colegas”, dice Esteche en el primer párrafo.

Luego aclara: “Hoy les escribo desde esta celda del HPC de Marcos Paz, de 4×2, sórdida y árida. Quiero aportarles algo que de seguro ya abordaremos en clase, pero me interesa puntualizar. Hemos hablado de política internacional y fuimos admitiendo la naturaleza del imperialismo; la tendencia histórica de su declinación; el guerrerismo y la caotización; los experimentos de nuevas formas de dominación como las nuevas derechas. Vimos en Historia de Nuestra América que la historia no pasa porque sí, que la hacen los pueblos”.

“Hablamos de la incorporación al capitalismo periférico, del modelo agrominero exportador. Vimos el desarrollo de la clase trabajadora y vimos como el Estado y las clases dominantes acometieron trágicas masacres como Río Blanco, Iquique o la Patagonia”, continúa el texto. “También vimos los momentos de gobiernos populares y las reacciones furibundas contra éstos. Fundamentalmente, como intelectuales en formación (esto de “en formación” es la cualidad del ser intelectual) comprendimos que somos presente y que somos sujetos de la historia”, prosigue.

“Entonces, -escribe Esteche- aún en momentos de oscuridad, en tiempos de posverdad, su rol como estudiantes, como intelectuales, es fundamental. Deben, tienen que convertirse en batalladores de otro sentido común. No demos nada por sobreentendido ni pensemos que no vale la pena dar el debate en tal lugar o a tal persona. Hay que batallar! Hay que decir a viva voz lo que está pasando; hay que pedir explicaciones y no conformarse. Esto que me toca vivir junto a un puñado de compañeros se trata de una revancha, de ninguna otra cosa. Se trata de infundir miedo. La única lucha que se pierde es la que se abandona. No decretemos la derrota! En cuanto a lo que dije: solo la verdad nos hará libres”.

Ya en el final, el dirigente político le pide a sus “Amigos” que “si pueden” le “escriban”. “Los que sientan que tal o cual repertorio puede ayudar que no dude en transitarlo. Pero de lo que ninguno tiene que tener dudas es del formidable poder, de la potencia incontenible que tiene el boca en boca, la propia voz, nuestra verdad, con el espíritu de Walsh cuando proponía la prensa clandestina. Los llamados “periodistas”, esa caterva de operadores macristas, se mofan y se espantan de que ustedes hayan tenido un profesor como yo. No se espantan y saludan que pueda dar clases Cavallo, Sturzenegger y cía. Ustedes, solo ustedes, tiene que hablar de eso. Yo puedo corregirme, pero no puedo rendirme ni traicionarme. Saludo a mi Facultad de Periodismo de la UNLP como un emblema que no casualmente asquea a los mediocres cínicos. Abrazo! Fernando Esteche”.

NUESTRO PERFIL DE FACEBOOK

NUESTRA FAN PAGE

TWITTER

CANAL YOUTUBE UH