Nacionales Política

«Es raro lo que pasó» «no me cierra», hablaron los fiscales y pusieron un manto de duda

El pasado sábado por la mañana, tres personas que vestían viejos trajes policiales lo amenazaron y golpearon en la vía pública. Luego, en otros dos episodios, desconocidos ingresaron a la sede de la Fiscalía y a su propia casa, de donde le robaron un animal doméstico y le dejaron panfletos con leyendas intimidatorias. Ahora surge una duda sobre la veracidad de los hechos.

«Conozca al próximo Nisman», «Muerte de Nisman», «Causa de los sobres: otro revés para los imputados», eran las inscripciones que tenían esos papeles intimidatorios. Ayer al fiscal Fernando Cartasegna, que investiga las mafias policiales, lo encontraron atado en su despacho de la UFI 4 de La Plata. En el piso habían escrito la palabra «Nisman” con azúcar y sospechan de un empleado judicial. Hoy, se plantearon algunas dudas sobre la agresión.

Si bien los ataques tuvieron un fuerte repudio del mundo judicial y político, tanto el fiscal Marcelo Martini (elevó a juicio la causa de «los sobres» con coimas de la Policía Bonaerense, y que le envió a Cartasegna un desprendimiento de esta causa), y el Procurador General Bonaerense Julio Conte Grand, plantearon algunas dudas sobre la última agresión que sufrió el fiscal.

«Es raro, llamativo lo que pasó», dijo Martini , sobre todo porque la puerta del despacho estaba cerrada y la llave puesta en la cerradura del lado de adentro. Y agregó: «Hace 19 años que soy fiscal, esto me conmueve pero no tengo miedo». Martini explicó que las ventanas de los despachos dan a un estacionamiento custodiado, donde los fiscales dejan sus autos y consideró: «Sería muy difícil pensar que el agresor entró o se escapó por allí, además, por la altura que hay entre la abertura y la planta baja».

Por su parte, Conte Grand también sembró dudas sobre la agresión a Cartasegna: «No me cierra», se sinceró el hombre que ayer optó por dar licencia indefinida al fiscal tras la agresión. Para el Procurador, la motivación entre los dos ataques podría no tener que ver con las causas que investiga el fiscal sino con cuestiones«por fuera de lo pensado».

Y dijo que «nunca amenazaron» al fiscal Martini, que investiga la causa de «los sobres» de que la se desprendió otro expediente que recibió Cartasegna. Para Conte Grand, un empleado de la fiscalía puede haber sido el autor del ataque a Cartasegna, ya que explicó que el edificio de 7 y 56 de La Plata donde fue el ataque «no es fácil de transitar, tiene muchos recovecos».

NUESTRO PERFIL DE FACEBOOK

NUESTRA FAN PAGE

TWITTER

CANAL YOUTUBE UH