Nacionales Política

En la segunda audiencia del juicio por corrupción contra Cristina Kirchner pidieron agilizar la lectura de las acusaciones

Cristina Kirchner asistió a la segunda audiencia del juicio oral y público por el direccionamiento de la obra pública en favor del empresario Lázaro Báez y escuchó, nuevamente, las acusaciones en su contra, aunque en esta oportunidad se solicitó que se agilice la lectura de los cargos en contra de los 13 imputados.

«En función del tiempo que está demandando la lectura y toda vez que el artículo 374 del código procesal penal establece solo la lectura del requerimiento a juicio de la fiscalía, esta defensa solicita que no se proceda a la lectura de los requerimientos formulados por las querellas», expresó una de las defensas.

La expresidenta volvió a sentarse en la última fila junto a sus abogados, lejos de Báez y el exministro de Planificación Federal, Julio De Vido. Detrás de ella se ubicaron un grupo de actrices y artistas. Teresa Parodi, Luisa Kuliok y Paola Barrientos, entre otras, estuvieron en el mismo sitio en que la semana pasada se colocaron las Abuelas y Madres de Plaza de Mayo.

Antes del inicio de las lecturas, que comenzaron a las 9.30, la defensa de Julio De Vido solicitó que su defendido escuche las acusaciones mediante el sistema de videoconferencia. Los letrados argumentaron que el exministro de Planificación Federal presenta complicaciones de salud, sin embargo el TOF 2 rechazó la petición.

El Tribunal Oral Federal 2 autorizó el viernes a Cristina Kirchner a ausentarse de las audiencias, siempre y cuando acredite actividad en el Senado de la Nación. Como este lunes la exmandataria no tendrá tarea alguna en el Congreso, debe presentarse a la segunda jornada de lectura de acusaciones del juicio por la causa Vialidad.

La resolución fue tomada por los integrantes del TOF 2, los jueces Jorge Gorini, Andrés Basso y Rodrigo Giménez Uriburu, en respuesta a una petición de Carlos Beraldi, abogado de Cristina Kirchner. Aún resta leer las acusaciones de la fiscalía, de la Oficina Anticorrupción (OA) y la Unidad de Información Financiera (UIF), además de la elevación a juicio del juez Julián Ercolini.

Uno de sus abogados, Gregorio Dalbón, reconfirmó lo ya dicho por Parrilli. «Va a estar a derecho como está siempre, no como en otras circunstancias o en otros juzgados donde se encuentran personas rebeldes. Cristina (Kirhcner) no está rebelde«, manifestó el letrado en alusión al fiscal Carlos Stornelli, que no se presentó a declarar en ninguna de las citaciones por parte del juez federal de Dolores, Ramos Padilla, que lo investiga en el expediente por supuesto espionaje ilegal.

Cristina Kirchner está acusada de encabezar una asociación ilícita a través de la que se direccionaron millonarios contratos de obra pública en favor de Lázaro Báez. Fueron 51 obras por un total de $46.000 millones. En muchos casos, estos trabajos no se completaron o se registraron sobreprecios.

En este expediente, también están acusados el empresario Báez; el exministro de Planificación Federal, Julio De Vido; el primo de Néstor Kirchner, Carlos Kirchner; el exsecretario de Obras Públicas, José López, y exfuncionarios de Vialidad.

NUESTRO PERFIL DE FACEBOOK

NUESTRA FAN PAGE

TWITTER

CANAL YOUTUBE UH