Policiales

El padre del cadete fallecido denunció “aprietes”

El padre de Emanuel Garay, el joven fallecido tras el entrenamiento extremo al que fue sometido en la Escuela de Policía de La Rioja, denunció haber sido víctima de “aprietes” para que en el certificado de defunción de su hijo figurara “muerte dudosa”.

Roque Garay aseguró que recibió cinco llamados intimidatorios para cambiar los motivos de la muerte de su hijo, según publicó el portal local El Independiente. Incluso declaró que los médicos del hospital fueron amenazados de ir presos si no firmaban en blanco el certificado de defunción de Emanuel. “Cinco veces fui apretado para que entregue el documento. Esto no puede ocurrir en tiempo de democracia, no lo vamos a permitir”, indicó.

Además, trascendió que el gobernador riojano Sergio Casas resolvió trasladar la Escuela de Policía a la órbita del ministerio de Educación provincial. Por otro lado, uno de los cadetes que tuvo que ser trasladado al Sanatorio Allende de Córdoba,tras el desgaste físico al que fue sometido en la Escuela de Policía de La Rioja evidenció una mejora en su estado de salud, aunque le manifestó a su hermana que ya no tiene intenciones de volver.

La hermana del cadete Luis Oropel se refirió este martes al estado de salud de su hermano y confirmó que “la buena noticia de la reacción de sus riñones”. “Ayer no ha recibido diálisis, así que está su riñón recuperándose y funcionando de manera natural. Gran parte de su riñón está funcionando, aunque continúa en terapia porque hay cosas que tiene que ver el médico”, indicó Lucía Gómez, en declaraciones a Cadena 3.

En cuanto a la mala experiencia padecida en la Escuela de Policía mencionó: “Fue una situación terrible. No tiene nombre lo que hicieron porque ni siquiera cuando hablamos de tortura tienen eso de causarle la muerte a una persona”.

“Fueron más de nueve horas en las que los sometieron a un entrenamiento durísimo sin hidratación. Se produjo rotura de los músculos del cuerpo que entraron a liberar toxinas que se pegaron a sus riñones y paralizaron su funcionamiento”, detalló.

La hermana del cadete manifestó que su hermano “venía insistiendo desde hace más tiempo que quería ser policía, que quería capacitarse”.”Finalmente, había logrado ingresar y en el entrenamiento murió su sueño de ser policía. Sintió que su vida estuvo en riesgo y no quiere saber nada con volver a ese lugar”, afirmó.

La joven señaló que su hermano se enteró en estos días de que un compañero suyo había muerto y aseguró que presentaron la denuncia en la fiscalía de La Rioja. “Queremos llegar hasta las últimas consecuencias y que la ley aplique la condena que se merecen”, agregó.

NUESTRO PERFIL DE FACEBOOK

NUESTRA FAN PAGE

TWITTER

CANAL YOUTUBE UH