Nacionales Policiales

El hombre que encontró muerta a Jaitt apuntó al dueño del salón: «Dijo que Natacha estaba dormida»

Raúl Velaztiqui Duarte estuvo en el mismo lugar que Natacha Jaitt durante la noche de su muerte. Luego de haber estado tres días detenido por falso testimonio, el productor paraguayo, amigo de la modelo, dijo que tiene miedo. «Cuando la vi a Natacha en la habitación, entré en shock. Escuché algunas palabras que, en ese momento, me hicieron sentir intimidado. Tuve mucho miedo por mi vida», aseguró en una entrevista en TN.

Velaztiqui Duarte, que acompañó a Jaitt al complejo Xanadú, es investigado debido a las contradicciones en su testimonio.

El productor, aunque quedó en libertad, todavía está en el ojo de la tormenta por sus confusas declaraciones.“Es el momento de empezar a contar la verdad. A mí me han hecho muy daño, me han humillado, me han calumniado. Hubo una gran mentira que puso en peligro tanto mi vida como la de mi familia. Quiero que sepan quién soy yo realmente”, afirmó

El productor, el único de los presentes que no había consumido drogas durante esa noche, dijo que, antes de encontrar muerta a la modelo, no vio nada que le llamara la atención. «A Natacha no la noté drogada ni alcoholizada. Nada me llamó la atención. De hecho no vi a nadie consumiendo drogas«, afirmó.

Además detalló cómo fueron los momentos previos a encontrarla muerta: «Nos teníamos que ir, pero como llovía mucho, esperamos hasta que parara un poco. Ella, en un momento, se levanta y se va. Poco después la vi hablando con (Gonzalo) Rigoni (el dueño del salón de eventos)», comenzó. Y siguió: «La estaba esperando para irnos cuando bajó Rigoni de la habitación y dijo que Natacha ‘se quedó dormida‘”. Me llamó la atención. Entonces le mandé un mensaje y la llamé. Como no me contestaba, fui a buscarla”.

Cuando Velaztiqui Duarte entró a la habitación, asegura que vio a la modelo boca abajo, en bata, muerta, y que el propio Rigoni fue quien la dio vuelta. «Empecé a los gritos, entré en pánico», aseguró. A partir de ese momento es cuando el productor admite que sintió miedo por su vida. «Pensé que me iba a pasar algo a mí. Más miedo tuve cuando encontré el teléfono de Natacha en un lugar en el que no debería haber estado. Estaba atrás de una heladera, adentro de su mochila, rodeada de un montón de cosas», reconoció. Poco después llevó el teléfono a su auto.

“No puedo decir si hubo un homicidio. Eso lo tiene que decir el señor Rigoni. Lo único que yo sé es que fui a una reunión de trabajo, con una amiga y terminó muerta”, cerró.

 

NUESTRO PERFIL DE FACEBOOK

NUESTRA FAN PAGE

TWITTER

CANAL YOUTUBE UH