Nacionales Política

El Gobierno empieza a discutir el ajuste con las provincias y propone hacerse cargo de dos tercios del recorte

Los Ministros de Hacienda e Interior, Nicolás Dujovne y Rogelio Frigerio, recibieron a ministros de Economía de provincias oficialistas para comenzar el ajuste previsto para 2019, con el objetivo de cumplir con el recorte del déficit acordado con el Fondo Monetario Internacional (FMI). La idea inicial del «esfuerzo compartido» en mitades iguales entre la Nación y las provincia mutó a una relación de tercios. La Casa Rosada asumiría el 66% del ahorro fiscal y las provincias deberían hacerse cargo del 33% restante, según la propuesta oficial.

Según relataron voceros de Hacienda al término de la reunión a Todo Noticias, la Nación avanzará en una propuesta de ajuste que implique un peso mayor del recorte en la Nación, considerando que la mayor parte del déficit corresponde a las cuentas de la Casa Rosada. El otro tercio del monto a ajustar será responsabilidad de los gobernadores. Esta última tajada se repartirá de acuerdo al porcentaje de coparticipación que reciba cada una.

Así se lo comunicaron Frigerio y Dujovne a sus interlocutores. Los escucharon, en Casa Rosada, los ministros de Economía de las provincias de Corrientes, Enrique Vaz Torres; Mendoza, Lisandro Nieri; Jujuy, Carlos Sadir y la ciudad de Buenos Aires, Martín Mura. También asistió el subsecretario de Hacienda de la provincia de Buenos Aires, Juan Sanguinetti.

La Nación calcula que el ajuste del gasto público, excluyendo jubilaciones y asignaciones sociales, debe llegar a los 300.000 millones de pesos el año entrante, para cumplir con la meta de déficit primario de 1,3 por ciento acordada con el FMI. Según la previsión oficial, la administración central podaría $200.000 millones y las provincias se repartirían el ajuste de los $100.000 millones restantes.

En el Ejecutivo argumentan que los cambios en la coparticipación de impuestos acordados el año pasado implicaron el traspaso a las provincias de $270.000 millones adicionales. Por eso, sostienen, los distritos tienen margen para recortar gastos. Desde el Ministerio del Interior afirmaron que la meta anterior, de absorber el costo del ajuste mitad y mitad «era ambiciosa, esto va a facilitar el acuerdo con la oposición».

En paralelo, la Nación comenzó a discutir con la Ciudad y la provincia de Buenos Aires el traspaso gradual de los subsidios al transporte. La discusión se centra sobre unos 50.000 millones de pesos. El cambio sería gradual, pero implicaría que las administraciones de Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal deban hacerse cargo de los subsidios o de comunicar las subas en los boletos.

En las provincias controladas por la oposición, el acompañamiento al ajuste no está tan claro. Santa Fe todavía reclama $50.000 millones por el 15% de recursos coparticipables que la Nación retenía para financiar a la ANSES. «¡Que nos paguen lo que nos deben hace años!», bramaron en la administración socialista.

En Jujuy, el gobiernador de Cambiemos Gerardo Morales reclamó ayer interrumpir la baja mensual de retenciones a la soja. Eso agregaría recursos que matizarían el ajuste del gasto. Si bien el Gobierno lo discutió con el FMI, el presidente Mauricio Macri rechazó congelar los derechos a la exportación en los valores actuales

NUESTRO PERFIL DE FACEBOOK

NUESTRA FAN PAGE

TWITTER

CANAL YOUTUBE UH